Bloque de viviendas arrasado tras varios años de okupación en Azuqueca de Henares.

El Grupo Parlamentario Ciudadanos en las Cortes de Castilla-La Mancha ha pedido que los okupas no puedan cobrar ayudas en los municipios de la región donde se empadronan. Al mismo tiempo, plantean que las viviendas de titularidad pública no puedan ser okupadas y que la administración titular pueda establecer acciones contra la okupación.

Así se recoge en algunas de las nueve enmiendas que la formación naranja ha registrado a la proposición de ley contra la okupación ilegal de viviendas, presentada por el Grupo Parlamentario Socialista.

Ha sido el presidente del Grupo Parlamentario Ciudadanos, el guadalajareño Alejandro Ruiz, el encargado de explicar este lunes estas enmiendas en rueda de prensa en las Cortes castellanomanchegas.

Más diligencia contra los okupas

De este modo, Ciudadanos exige que las viviendas de titularidad pública no puedan ser ocupadas y que la administración titular pueda establecer acciones contra la okupación.

También propone habilitar a las juntas de propietarios y a los ayuntamientos para que puedan demandar, es decir, que puedan ser parte activa en esas demandas que se presenten contra los okupas.

En tercer lugar, Ciudadanos ha pedido que los okupas no puedan cobrar ayudas en los municipios donde se empadronan. “Una persona que voluntariamente se ha puesto al margen de la ley no puede pedir ayudas, y no puede meterse dentro de la ley para lo que le interesa”, ha manifestado el diputado de la formación naranja.

Empadronamiento ilícito

Alejandro Ruiz ha reconocido que no se puede impedir que esas personas no se empadronen, “porque la ley nacional obliga al empadronamiento”, pero “lo que no podemos hacer es que encima estas personas se acojan a ayudas o a beneficios por estar empadronados en un lugar concreto porque, a su juicio, ese empadronamiento ha sido ilícito porque lo han hecho vulnerando la propiedad privada”.

Ruiz espera que el PSOE apoye las enmiendas que ha presentado Ciudadanos y si es así, ha dicho, “apoyaremos la ley”, pero “la apoyamos sabiendo y teniendo conocimiento que en cuanto llegue a Madrid esta ley no va a tener mayor recorrido, porque en Madrid el PSOE gobierna con filoetarras, nacionalistas y con extremistas de izquierda”.

Finalmente, ha advertido de que esta proposición de ley “no sirve para nada” y que es “una vulgar patraña” del PSOE, a la que se ha sumado “como no podía ser de otra manera” el PP.

Más información: