La última vez que en Guadalajara se han usado las calles como lienzo ha sido en el muy limitado Maratón de los Cuentos de 2020. (Foto: La Crónic@)
La última vez que en Guadalajara se han usado las calles como lienzo ha sido en el muy limitado Maratón de los Cuentos de 2020. (Foto: La Crónic@)

Desde el grupo municipal de UNIDAS PODEMOS IU en el Ayuntamiento de Guadalajara quieren que se facilite que se hagan intervenciones artísticas en la ciudad, más allá de algunos graffitis en las paredes. Contemplan que se pueda utilizar el suelo de las calles, pero también bolardos, tapas de alcantarilla o los cubos de recogida de vidrio. Una iniciativa de este tenor ya se llevó a cabo en 2018 en la Calle Mayor, con alumnos de arte coordinados desde el Museo Sobrino.

Haciendo arte con una alcantarilla de la Calle Mayor, en mayo de 2018. (Foto: La Crónic@)
Haciendo arte con una alcantarilla de la Calle Mayor, en mayo de 2018. (Foto: La Crónic@)

Esta propuesta también incluirá crear una normativa de ornato para los escaparates de la ciudad de los comercios que estén abandonados. A su juicio, se podría mostrar a través de paneles informativos la historia de la ciudad o pinturas y fotografías de artistas locales, así como establecer concursos de grafitis para los cierres de persiana de los comercios, a través de convenios con los dueños de estos locales.

En palabras de Alfredo Vicente Ruano, miembro del grupo municipal UNIDAS PODEMOS IU “además de tener arte en los museos, también tenemos que sacar el arte de ellos para que la cultura sea accesible a todas las personas, y se muestre como algo cercano para los vecinos y vecinas de la ciudad.”

La última vez que en Guadalajara se han usado las calles como lienzo ha sido en el muy limitado Maratón de los Cuentos de 2020. (Foto: La Crónic@)
La última vez que en Guadalajara se han usado las calles como lienzo ha sido en el muy limitado Maratón de los Cuentos de 2020. (Foto: La Crónic@)
Si se trata de aprovechar los bolardos para pintarlos, Guadalajara tiene de sobra. (Foto: La Crónic@)
Si se trata de aprovechar los bolardos para pintarlos, Guadalajara tiene de sobra. (Foto: La Crónic@)

Todas estas intervenciones artísticas pasarían por buscar fórmulas de participación ciudadana, donde los vecinos, artistas y comerciantes se pongan de acuerdo para conseguir una ciudad más atractiva comercialmente, artísticamente y culturalmente. Según Alfredo Vicente Ruano “sería importante que estas intervenciones contaran con la participación de los vecinos y vecinas, que pudieran intervenir y se les consultara sobre algunas de estas intervenciones, las participación directa en estas cuestiones serían otra forma de democratizar un el arte y la cultura”.

Bolardos coloreados ante el Museo Sobrino de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Bolardos coloreados ante el Museo Sobrino de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

Más información: