Profesionales de Urgencias.

A partir de ahora, a los profesionales sanitarios de Castilla-La Mancha que presenten sintomatología leve por coronavirus se les solicitará “prueba PCR o análoga” y se valorará el aislamiento domiciliario. Así consta en el documento que acaba de publicar el SESCAM y que cambia el protocolo que se seguía hasta la fecha.

En el caso de que la prueba arroje un resultado negativo y continúe la actividad laboral, el profesional deberá usar mascarilla quirúrgica durante la jornada laboral, “con un estricto cumplimiento de higiene de manos y uso de equipos de protección en los casos establecidos”.

El protocolo inicial establecía que los trabajadores que presentasen síntomas leves debían continuar la actividad laboral usando mascarilla quirúrgica durante la jornada laboral.

Desde la Junta se recuerda que “las nuevas indicaciones de la Organización Mundial de la Salud respecto a, entre otros asuntos, la anosmia –pérdida del sentido del olfato–, junto con la constante interlocución con todos los agentes del sistema, han aconsejado la actualización del protocolo”.