Guarinos, en una comparecencia ante los periodistas.
Guarinos, en una comparecencia ante los periodistas.

Como ya anticipó hace tiempo LA CRÓNICA, los congresos provinciales del Partido Popular de Castilla-La Mancha no se celebrarán antes de finales de este año o, mucho más probablemente, ya bien entrado 2021. Argumentan que ha sido “la situación sanitaria” la que ha obligado a retrasar estos procedimientos. En cambio, ya se han celebrado en algunas provincias, como Valencia y Alicante.

Como ha recordado el propio presidente del PP en la región, Paco Núñez, en entrevista con Europa Press para LA CRÓNICA,  la dirección del partido ya aprobó los trámites para poder celebrar los congresos provinciales. Aunque lo “lógico y reglamentario” hubiera sido ponerlos en marcha este verano –se hubieran realizado en el mes de julio, según lo planeado–, “la crisis sanitaria paralizó el calendario”.

Pero la “intención” del PP regional es “que de cara a final de año o primeros de 2021 se puedan llevar a cabo los congresos para no retrasarlos más” tras meses de paralización.

Núñez ha avanzado que tiene una conversación pendiente con cada uno de los cinco presidentes provinciales para ver “qué opina cada uno” sobre su situación y ver sus “intenciones”. En el caso de Guadalajara, se mantiene al frente Ana Guarinos.

Que decidan los afiliados

Insiste Núñez en que quiere hablar con cada una de las direcciones provinciales y con los equipos, recordando que el PP cuenta con unos estatutos en los que los afiliados “pueden opinar” y decidir con su voto quién dirige el partido.

“Procede que los afiliados hablen, que decidan quién quiere que dirija cada partido en cada provincia. No hay nada más sano. La dirección trabajará para que los procesos se sigan de manera democrática”, sostiene.

En todo caso, ha querido recordar que el proyecto del PP “es el de Pablo Casado” y gira en torno al objetivo de que aquel sea presidente del Gobierno de España. Así, una gran parte del trabajo del partido en las provincias iría encaminado a que Casado “llegue a La Moncloa”.

Sí que ha reconocido estar “cómodo” con la actual dirección regional y los equipos provinciales, pero ha insistido en que tiene la filosofía de “equipos” y no “individualidades”.

“Lo de menos es quién lidere las provincias, porque el líder está claro, se llama Pablo Casado y él es el presidente en cada rincón de esta tierra”, ha reflexionado.

Núñez, a por el refrendo justo antes de las elecciones de 2023

El propio Paco Núñez no tendrá que enfrentarse a un Congreso regional hasta dentro de dos años. Fue el 7 de octubre de 2018 cuando salió refrendado como presidente regional.

Este calendario hace que tenga que revalidar su mandato si quiere ser candidato a las próximas elecciones autonómicas previstas para el año 2023.

“Lo normal es que en 2 años haya Congreso regional, salvo que se prevea alguna excepcionalidad a la que nos acogeremos. Me quedan dos años y algunos meses de mandato. Lo lógico sería celebrar ese Congreso en dos años salvo que la dirección nacional decidiera adelantarlo”, ha señalado.

Más información: