Nadie sabe qué uso se va a dar al inmenso edificio de los antiguos Juzgados de Guadalajara. La imagen es de junio de 2022. (Foto: La Crónic@)
Nadie sabe qué uso se va a dar al inmenso edificio de los antiguos Juzgados de Guadalajara. La imagen es de junio de 2022. (Foto: La Crónic@)

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Guadalajara no ha conseguido que saliera adelante este viernes su propuesta para que el Gobierno de Rojo crease un programa de recuperación de edificios públicos sin uso. Y hay mucha tela que cortar en este campo.

Basta pensar un poco para que a cualquier vecino de Guadalajara se le vengan a la mente media docena de inmuebles que antes tuvieron uso, que pueden terminar hechos una ruina y que son de propiedad de alguna Administración. Mientras, dinero público se dedica a alquileres incluso para algún local que nunca ha tenido el uso anunciado.

La Prisión Provincial, el Ateneo Municipal, los antiguos Juzgados de la plaza de Beladíez, el Parque Móvil de los Ministerio, el edificio de Correos en Teniente Figueroa y la nunca debidamente recuperada cárcel de mujeres de la calle Ángel Martín Puebla. Este último es el único gran edificio público abandonado que es de titularidad municipal, en este caso por cesión del Estado.

Así, el antiguo edificio de Correos debía tener un mejor destino que el abandono, puesto que en el año 2018 el Ayuntamiento de Guadalajara llegó a un acuerdo con el presidente de Correos, titular del inmueble, para que se procediera a su reapertura, permitiendo que las plantas superiores del edificio pudieran tener otros usos. No se ha hecho nada.

Antiguo edificio de Correos, de apreciable valor arquitectónico e histórico, en la calle Teniente Figueroa. (Foto: La Crónic@)

En cuanto a la Prisión Provincial ubicada en la calle Virgen del Amparo, su deterioro es creciente y visible incluso desde el exterior. Otro tanto cabe decir del Parque Móvil, apenas utilizado. Con la próxima puesta en funcionamiento de la Universidad, desde el Grupo Popular se considera que es un emplazamiento «idóneo» para reconvertir el inmueble y dotar de usos compatibles con la comunidad universitaria y rehabilitar un nuevo espacio de la ciudad.

Para los antiguos Juzgados de la plaza de Beladíez, el propio alcalde, Alberto Rojo, consideró el pasado mes de febrero que sus muchas plantas podrían albergar una residencia de estudiantes, idea de la que no se vuelto a saber ninguna concreción.

Cerca de allí, nada se sabe del Ateneo Municipal, que fue tapiado para evitar okupaciones y que está, como todo lo anterior, sin uso a pesar de su céntrica ubicación

Frustrado catálogo de edificios

Este programa, según ha explicado el portavoz, Jaime Carnicero, tendría que constar al menos un catálogo de edificios y usos conforme al POM vigente, los titulares de los edificios y fecha desde la cual no tiene uso el inmueble, el establecimiento de posibles usos que se podrían asignar a los edificios, una planificación de reuniones con los titulares de los edificios con planteamientos de posibles soluciones urbanísticas y firmas de convenios urbanísticos entre las administraciones competentes en donde se plasmen los acuerdos llegados y su puesta en funcionamiento.

Además, la propuesta del Grupo Popular incluía el compromiso por parte del gobierno municipal de que con carácter trimestral se informara en la Comisión de Desarrollo Urbano Sostenible del grado de desarrollo y cumplimiento del citado programa.

Más información: