Dos de los cinco perros rescatados por la Guardia Civil en Villaluenga de la Sagra.
Dos de los cinco perros rescatados por la Guardia Civil en Villaluenga de la Sagra.

La Guardia Civil ha incautado cinco perros, uno de ellos herido de gravedad, de una vivienda de la localidad toldana de Villaluenga de la Sagra. Los agentes se encontraron, además, con 200 plantas de marihuana.

La propietaria de la casa, una mujer de 38 años y de nacionalidad rumana, ha sido citada ante el juez. Se le imputa un delito de maltrato animal y otro delito contra la salud pública por cultivo o elaboración de sustancia estupefaciente. Antes, fue trasladada al Hospital «Virgen de la Salud», de Toledo, por las heridas que también presentaba.

Alertados por un vecino

En el puesto de Villaluenga de la Sagra, la Guardia Civil recibió el aviso de un vecino, que había visto a mujer gritando de forma desaforada en una vivienda del pueblo y que «podría estar sufriendo algún tipo de agresión o necesitar ayuda», según recuerdan ahora desde el instituto armado.

Los guardias civiles acudieron al lugar y observaron a una mujer con la camiseta ensangrentada y muy alterada junto a varios perros, en un chalet.

La inesperada reacción de la mujer

Esta persona, al ver a los agentes, rechazó cualquier tipo de ayuda y se abalanzó sobre uno de los perros, de raza Border Collie, con un objeto cortante. Amenazaba con hacerle daño si los guardias civiles no se marchaban.

Mientras los agentes solicitaban de forma verbal a la mujer que soltase al animal, esta comenzó a estrangular al can, teniendo los agentes que acceder a la vivienda al ver en peligro real la vida del animal y de posibles terceras personas que hubiese en su interior.

Tras conseguir reducir a esta persona y asegurar la vida del perro sin lesiones graves, los agentes realizaron una inspección de la vivienda. No encontraron a más personas sin hallarse más personas, pero sí otros cuatro perros, de varias razas; entre ellos, un cachorro Pitbull de siete meses, con varias heridas cortantes graves y que se estaba desangrando.

Con la colaboración de la Policía Local de Villaluenga, se localizó a una veterinaria, que se personó en el domicilio para intervenir quirúrgicamente de urgencia al animal, al que logró salvar la vida.

Y de remate, cultivo de marihuana

En el sótano de la vivienda se localizó además un cultivo indoor de marihuana, con 200 plantas en distintas fases de crecimiento y con todos los medios para su producción. Tras ponerlo en conocimiento de la autoridad judicial, se desmanteló por completo y se aprehendieron todos los efectos.

Los perros han quedado en custodia del Ayuntamiento.

Más información: