Blanca Fernández, en la rueda de prensa del 7 de julio de 2021.
Blanca Fernández, en rueda de prensa.

Quien ha dado la noticia este viernes ha sido Blanca Fernández, la consejera de Igualdad de Castilla-La Mancha, que ya advirtió hace un año a Irene Montero de los riesgos de la nueva ley: ya hay una sentencia en Castilla-La Mancha revisada a la baja por el polémico texto legal.

Según los primeros datos, la reducción de condena es de un año. Se trata de un caso de agresión sexual ya juzgado y con el culpable en prisión. La revisión se ha producido en Ciudad Real.


Blanca Fernández ha insistido en que «en términos generales es una magnífica ley» para «afrontar la violencia sexual desde una perspectiva integral». Sin embargo, ha enfatizado este 18 de noviembre, «en algunos supuestos se han rebajado las penas mínimas e incluso en otros, también las máximas; esto merece la pena que sea revisado porque nadie en España quiere que se le rebajen las penas a los violadores, la ministra tampoco y el Gobierno de España, tampoco». «Vamos a hacerlo cuanto antes, no pasa nada por modificar cuanto antes lo que alude a la reducción de los penas».

«Es una nueva revictimización de las víctimas, algo que no se merecen», ha apuntado también Blanca Fernández.


Más información: