Sede de CCOO en Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Sede de CCOO en Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

Comisiones Obreras de Castilla-La Mancha ha advertido del desplome en la notificación de enfermedades profesionales durante el año 2020, con un total de 483 partes comunicados por enfermedad profesional, frente a los 612 registrados en 2019, lo que supone en términos porcentuales una caída del -21%.

Este acusado descenso rompe la tendencia en el aumento, aunque leve, de la notificación de enfermedades profesionales que se venía registrando en la región desde el año 2012 y que el sindicato achaca a una “infradeclaración” en el reconocimiento de estas enfermedades.

Así lo ponen de manifiesto, asegura el sindicato, los datos de Comunicación de Enfermedades Profesionales de Seguridad Social (Cepross), publicados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Este sistema de notificación recoge exclusivamente las enfermedades profesionales que incluye el cuadro de enfermedades profesionales aprobado mediante el RD 1299/2006. Las que no estén incluidas en él y que el trabajador o trabajadora contraiga como consecuencia de la realización de su trabajo serán consideradas como accidente de trabajo, según ha informado CCOO en nota de prensa.

De los 483 partes comunicados, 310 fueron con baja y 173 sin baja. Por sexos, sobre el total, 277 corresponden a hombres y 206 a mujeres, indica Raquel Payo, secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO en la región.

Por provincias, de los 483 partes, 217 se registraron en Toledo, 98 en Ciudad Real, 63 en Albacete, 55 en Cuenca y 50 en Guadalajara.

Sólo un caso por agente cancerígeno

Por grupos de enfermedad, el mayor número de partes, con 396 (222 en el caso de los hombres y 174 en el de las mujeres) se han notificado en el grupo 2 relativo a enfermedades profesionales causadas por agentes físicos. Dentro de esto grupo se encuentran los trastornos musculoesqueléticos, una de las principales causas de enfermedad profesional.

El grupo 6, relativo a enfermedades profesionales causadas por agentes cancerígenos, es el que registra un menor número de notificación de enfermedades profesionales, con un solo caso.

Si se comparan los datos de Castilla-La Mancha con otras comunidades se ve la “importante infradeclaración” existente en la región, en palabras del sindicato. Así, mientras que en la Comunidad Autónoma, con una afiliación media a la Seguridad Social de 717.899 personas, se notificaron 483 partes de enfermedad profesional, en Navarra con una afiliación de 287.099 personas, se comunicaron 1.217 partes.

Más de 18.000 expedientes en toda España

En el conjunto del país, durante el año 2020 se comunicaron un total de 18.542 partes de enfermedad profesional, 8.714 con baja y 9.828 sin baja. Por sexos, 9.457 entre los hombres y 9.085 de mujeres. En términos porcentuales, el desplome en la notificación de enfermedades profesionales ha sido del 32,06% con respecto a 2019.

CCOO de Castilla-La Mancha insiste en denunciar la infradeclaración en el reconocimiento de enfermedades profesionales, a lo que en 2020 se ha sumado el efecto de la pandemia, que ha incidido de manera clara en esta acusada caída registrada en la notificación de enfermedades de origen laboral.

En este sentido, señalar que en el gráfico de evolución mensual de número de partes se aprecia como en los dos primeros meses del año se estaba notificando un número ligeramente superior de partes que en los ejercicios anteriores. Pero en marzo y abril, coincidiendo con el inicio del estado de alarma y el confinamiento, el número de partes se desploma. A partir de mayo se produce una recuperación en el ritmo de notificación, pero en cualquier caso inferior al de los anteriores años.

Por último, CCOO manifiesta que son “más necesarios que nunca” cambios en el sistema de reconocimiento de las enfermedades profesionales, porque lo que no se reconoce no se previene. “Las enfermedades profesionales tienen que dejar de ser la gran asignatura pendiente de la prevención de riesgos laborales en nuestro país”, ha concluido Payo.