Un Cercanías, a su paso por Azuqueca.
Un Cercanías, a su paso por Azuqueca.

El Consejo de Administración de Adif aprobaba días pasados la adjudicación del contrato para renovar los sistemas de señalización de líneas de la zona noreste de la Red de Cercanías de Madrid.

El contrato es por un importe de 33.703.119,50 euros (IVA incluido) y se ha adjudicado a Enclavamientos y Señalización Ferroviaria Enyse. Su objetivo es optimizar la calidad, eficacia y eficiencia de la infraestructura.

Esta actuación, que se enmarca en el Plan de Cercanías de Madrid, sucede a la adjudicada el pasado mes de febrero para realizar estos mismos trabajos en líneas de la zona norte, en el trazado Madrid Delicias-El Escorial-Cercedilla, por importe de 30 millones. 

El contrato que ahora se adjudica cuenta con un plazo de ejecución de veinte meses y supone renovar la señalización del tramo Guadalajara-San Fernando de Henares-O’Donnell y del que conecta Coslada-Vallecas Industrial-bifurcación Rebolledo.

La renovación del sistema de señalización de estas líneas conlleva realizar distintos trabajos y actuar en los diferentes equipos que componen los sistemas de señalización.

En concreto, se sustituirán los enclavamientos eléctricos de algunas estaciones por nuevos enclavamientos electrónicos, dotados de mayores prestaciones. Los enclavamientos son dispositivos informáticos que regulan los movimientos de los diferentes elementos de señalización y seguridad en estaciones y trayectos.

Asimismo, se instalará en el tramo Vallecas Industrial-Vicálvaro el Bloqueo Automático Banalizado, uno de los sistemas destinados a garantizar distancia de seguridad entre trenes.

Estación de Guadalajara

En virtud del contrato, también se dotará a estas líneas de nuevos circuitos de vía de audiofrecuencia y se instalará un contador de ejes en la estación de Guadalajara, en el lado Yunquera de Henares. Se trata, en ambos casos, de sistemas para detectar la presencia de un tren en una determinada sección de vía.

Además, se reforzará la red de suministro de energía, el sistema de alimentación ininterrumpida y las telecomunicaciones fijas de estos tramos, y se acondicionarán y rehabilitarán las salas técnicas comprendidas en los mismos.

Por último, las funcionalidades de los nuevos enclavamientos se integrarán en el Control de Tráfico Centralizado (CTC) de la estación de Madrid Chamartín-Clara Campoamor, detallan.

Más información: