El cráneo, junto con varios huesos, apareció a la orilla del Bornova, cerca de Hiendelaencina. (Croquis: Google Maps)
El cráneo, junto con varios huesos, apareció a la orilla del Bornova, cerca de Hiendelaencina. (Croquis: Google Maps)

El pasado sábado, 18 de marzo, han aparecido cerca de Hiendelaencina un cráneo y varios huesos humanos. Así lo comunicaba un lector de LA CRÓNICA a esta Redacción y así también lo han confirmado en fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara.

El hallazgo se produjo en la zona del Puente de las Calderas, a orillas del río Bornova y a muy escasa distancia del pueblo.

Las fuentes consultadas han ratificado el macabro descubrimiento, consistente en un cráneo y «un par de huesos». Hasta el lugar se desplazaron agentes del cuartel de la Guardia Civil de Jadraque, que recogieron los restos. En estos momentos ya están en poder de los responsables de estudio, para intentar una identificación que parece improbable. En los contornos no quedaba a la vista lo que faltaba de la osamenta de este individuo, todavía anónimo.

Difícil identificación

El cráneo no presentaba orificios ni señales de violencia. No hay constancia tampoco de ninguna desaparición en la zona que pueda relacionarse con este descubrimiento.

El último caso de algún modo equiparable en el norte de la provincia, con la aparición inesperada de restos humanos, se produjo en septiembre de 2021, en Moratilla de Henares y en circunstancias que habían generado diversos rumores incluso en la capital de la provincia, de donde era originaria esa persona.

A diferencia del caso actual, el cuerpo fue encontrado junto con alguna de sus pertenencias, incluida la documentación personal.


Más información: