El Ayuntamiento de Albacete va a clausurar el asentamiento de temporeros donde se ha detectado un brote de COVID-19 en la ciudad y buscará una alternativa para las personas que lo ocupan, según ha avanzado el alcalde, Vicente Casañ, tras los altercados sucedidos este domingo.

Casañ ha expuesto durante una rueda de prensa, donde ha estado acompañado por el vicealcalde de Albacete, Emilio Sáez y el intendente jefe de la Policía Local, Pascual Martínez, que no se va a consentir que “centenares de personas vivan en la inmunidad”.

Asimismo, ha asegurado que el Ayuntamiento va a poner todos los recursos que tiene a su disposición con el objeto de que el confinamiento de estas personas se pueda realizar “en lugares más apropiados y con una mayor seguridad”.

El lugar donde se trasladará a estas personas todavía se desconoce y en estos momentos se está llevando a cabo una reunión con la Consejería de Sanidad y las Fuerzas y Cuerpos para determinar qué espacio es el más apropiado.

Asimismo, el primer edil ha señalado que lo sucedido este domingo sobre las 12.00 horas –cuando cientos de temporeros del asentamiento ubicado en la carretera de las Peñas de San Pedro, se han saltado el confinamiento, cortando varias calles de la ciudad– “es injustificable” pero se pone en la piel de estas personas y piensa en “la desesperación que han sufrido”.

Además, respecto a los comercios y los establecimientos hosteleros que han sufrido daños ha adelantado que ya ha “mantenido conversaciones” con el presidente de la Asociación de Hostelería y Turismo de la provincia y con el responsable de la Federación de Comercio de la ciudad y este mismo lunes mantendrá una reunión con AFAMA y con los presidentes de los barrios afectados que “conocen desde hace demasiados años” la realidad de estos asentamientos.

Casañ ha explicado que también se ha reunido la Junta de Portavoces con el objeto de dar a conocer que están en coordinación “constante” con la autoridad sanitaria y la Subdelegación del Gobierno.

“Al ser el Ayuntamiento la administración más cercana somos los primeros que sentimos los problemas y debemos ser de manera inequívoca el enlace a la solución. No somos autoridad sanitaria, somos administración local, la última pero la más cercana a los problemas de la ciudadanía”, ha señalado Casañ.

SIN DETENCIONES Y CON PERSONAS COLABORANDO

De su parte, el intendente jefe de Policía Local de Albacete, a preguntas de los medios, ha indicado que tras lo ocurrido no ha habido ninguna detención ya que “no ha sido necesario”, y ha agradecido que, a pesar lo sucedido, ha habido otro grupo de personas con cuyo comportamiento “han colaborado de manera magnifica”.

“Se les ha convencido de que la vuelta es lo que tenían que hacer”, ha señalado Martínez, para explicar cómo han convencido a estas personas para que vuelvan al asentamiento y ha asegurado que “existe” temor a que vuelva a suceder y por ello se han solicitado refuerzos.

El intendente ha reconocido que se ha desbordado la “capacidad inmediata” que había en el asentamiento y ha confesado que lo que reivindican estas personas son “mejoras de las condiciones donde viven”.

Asimismo, ha confesado que están en contacto con ellos y que el dialogo está siendo “permanente” y ha recalcado que hay una parte “importante” de las personas con una actitud constructiva.

Por su parte, Emilio Sáez ha querido agradecer la labor de diversos colectivos como Cáritas y ha pedido a la ciudadanía “calma”, asegurando que la intención del Ayuntamiento es “resolver este problema”.