4.5 C
Guadalajara
1 marzo 2024
InicioProvinciaCada vez más comen de Cáritas en Guadalajara... a la que cada...

Cada vez más comen de Cáritas en Guadalajara… a la que cada vez ayudan menos

"En el último año se han incrementado muchísimo más las necesidades con respecto a años atrás", alertan desde Cáritas Guadalajara, aludiendo no solo a la población latinoamericana o marroquí, sino también a la española. Sólo desde enero de 2023 hasta el 30 de noviembre del mismo año, se prestó atención a más de 700 familias y se dieron más de 67.000 menús.

-

Cáritas Guadalajara ha cerrado el 2023 con un notable aumento de los usuarios atendidos, así como unos 15.000 menús más repartidos de enero a noviembre que en el 2022. Son unos datos preocupantes, que vienen motivados por la crisis económica, con la acentuada subida de la inflación y el elevado incremento de los precios de productos de primera necesidad.

Todo ello se produce en un momento en el que no solo se han visto reducidos los voluntarios de la entidad –que han pasado de 600 antes del Covid a unos 420 en la actualidad–, sino que también han disminuido las donaciones particulares, tal y como ha señalado a Europa Press para LA CRÓNICA la directora de Cáritas Diocesana Sigüenza-Guadalajara, María José Bustos, preocupada por la situación.

Si bien en el 2022 se atendió a un total de 1.411 personas, para los que se sirvieron 51.819 menús en el año, solo desde enero de 2023 hasta el 30 de noviembre del mismo año, se prestó atención a más de 700 familias y se dieron más de 67.000 menús.

«En el último año se han incrementado muchísimo más las necesidades con respecto a años atrás», ha alertado Bustos, aludiendo no solo a la población latinoamericana o marroquí, sino también a la española.

Comida y ayudas para gastos básicos

Según la responsable en Guadalajara, cada vez llega más gente a Cáritas a pedir comida, pero también otras ayudas para hacer frente a gastos como la luz, el gas u otros recibos. «Ha subido todo y eso se ha dejado notar mucho en las familias».

«Impresiona ver que cada día acuden a la cola en busca de comida muchas familias y eso es porque hay todavía muchísima necesidad», ha apuntado preocupada.

A eso se une que, tras la pandemia, el voluntariado de más edad no retomó su colaboración; en unos casos, por la propia edad pero en otros, por miedo. La realidad actual es que desde la ONG también cuentan con menos personas para colaborar en la labor caritativa de Cáritas.

Y si bien las donaciones particulares también han disminuido, según Bustos las administraciones sí están colaborando de forma importante con los distintos proyectos de Cáritas, una ayuda que agradecen.


Más información:

Juguetes para 500 niños de Guadalajara, el reto navideño de Cáritas