13.4 C
Guadalajara
31 mayo 2024
InicioProvinciaComienzan las obras que dejan sólo dos carriles libres en la A-2...

Comienzan las obras que dejan sólo dos carriles libres en la A-2 desde Alcalá a Madrid

Para la medianoche de este domingo, 19 de mayo de 2024, está anunciado el comienzo de las obras del carril Bus-VAO, que confina a los vehículos en los que sólo circule su conductor a dos de los carriles, precisamente cuando más atascos hay. El de la izquierda, en esas horas "punta" se reserva para los autobuses y los turismos con al menos dos ocupantes.

-

Dentro de unos meses, los conductores sin acompañante lo van a tener crudo para llegar desde Guadalajara hasta Madrid sin enfadarse, sobre todo en las horas de más circulación. Y para salir de la capital de España, tres cuartos de lo mismo. Ellos serán los más damnificados por el carril BUS VAO que este domingo empieza a habilitarse desde Alcalá de Henares sobre el carril izquierdo de la calzada de esta muy transitada autovía.

El acceso al carril reservado sólo podrá realizarse por unos puntos determinados, que serán los puntos de embarque, y, una vez en el carril, sólo se podrá salir de él en el desembarque previsto en Avenida de América. En sentido de entrada a Madrid, el acceso al carril Bus-VAO se podrá realizar desde Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, San Fernando de Henares y Canillejas.

Llevar a cabo este proyecto, demorado durante años, cuesta alrededor de 11 millones de euros. Están implicados el Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible, el Ministerio del Interior, el Consorcio Regional de Transportes de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid, que financiarán a partes iguales.

El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible, más conocido por ser el que dirige el inefable Óscar Puente, ha anunciado el inicio de las obras que restringirán el uso de uno de los tres carriles para dejarlo en exclusiva a autobuses (con Alsa y sus pasajeros como gran beneficiarios) y lo que técnicamente se denominan vehículos de alta ocupación (VAO) durante las horas punta de la mañana. Las obras durarán tres meses y los trabajos se llevarán a cabo esencialmente durante la madrugada, para afectar lo menos posible al tráfico.

En efecto, las obra deberán comenzar este mismo domingo, 19 de mayo, a las once de la noche. Los operarios trabajarán de 23:00 a 5:30 horas, de domingo a viernes.

Habrá molestias, pues para garantizar la seguridad se prevé realizar cortes de carril en las dos calzadas de la A-2, «manteniéndose la circulación en los carriles contiguos sin necesidad de desvíos alternativos», según avanzan desde el ministerio.

Los tramos de la A-2 afectados son los siguientes:

  • Calzada de entrada hacia Madrid: Los cortes se realizarán desde el kilómetro 23,500 (enlace de la A-2 con la M-300) hasta el kilómetro 3,800 (tras cruzar la M-30).
  • Calzada de salida de Madrid: Las interrupciones se producirán entre los kilómetros 5,300 y 15,440.

Inicialmente, los cortes comenzarán en la calzada de entrada a Madrid, pero podrán simultanearse en ambas direcciones a medida que avancen las obras, indican.

Cada corte cubrirá generalmente una longitud de dos a tres kilómetros y progresará conforme a la configuración de la calzada y los tipos de trabajos a realizar.

Plano de afectaciones al tráfico

¿Qué es lo que se va a hacer?

No se prevé una separación física entre el carril reservado y el resto de los carriles de la calzada, sino que se proyecta «un sistema de información al usuario mediante señalización luminosa variable, apoyada por una señalización fija horizontal y vertical previa, con el objetivo de indicarles el estado y situación del carril reservado y su uso con la máxima cobertura».

A lo largo de la línea de separación de carriles central e izquierdo, se colocarán además balizas luminosas embebidas y enrasadas en el firme, que indicarán, en color rojo, los tramos en los que no es posible acceder al carril reservado y, en color verde, los tramos habilitados para ello.

Se llevarán a cabo diversas tareas, entre las que se incluyen:

  • Instalación de cimentaciones para elementos de señalización como pórticos, banderolas y báculos para cámaras.
  • Ejecución de elementos de conteo de vehículos (espiras) y canalizaciones tanto aéreas como bajo calzada.
  • Tendido de canalizaciones y cables.

La Dirección General de Tráfico (DGT) proporcionará información detallada sobre la situación del tráfico en las carreteras afectadas. «Esta información estará disponible tanto en los boletines radiofónicos como en la web de la DGT, permitiendo a los conductores estar al tanto de las afectaciones y planificar sus desplazamientos en consecuencia», subrayan desde Madrid.

Un proyecto aprobado en julio de 2020

Por esas cosas que suceden en España, este proyecto ha estado en el limbo a pesar de haber oficialmente aprobado en todas sus fases por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) en julio de 2020. El ministro, eso sí, era otro.

El 21 de octubre de 2021 ya se había firmado el correspondiente convenio entre las distintas administraciones implicadas. Estamos en 2024.

Futuro pórtico de información del carril Bus-VAO de la A-2.
Pórtico de información del carril Bus-VAO de la A-2, según la documentación que ya pudo consultar LA CRÓNICA en 2020.

¿Cómo funcionaría el carril Bus-VAO de la A-2?

Cuando esté en servicio, quienes vayan a Madrid sólo podrán acceder al carril reservado por unos puntos determinados, que serán los puntos de embarque, y, una vez en el carril, sólo se podrá salir de él en el desembarque previsto en Avenida de América.

Concretamente, en sentido de entrada a Madrid, el acceso al carril Bus-VAO se podrá realizar desde Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, San Fernando de Henares y Canillejas.

En sentido salida de Madrid, el acceso se podrá realizar desde Avenida de América y la M-40 y se podrá salir en Coslada-San Fernando de Henares y Torrejón de Ardoz. Sólo podrán utilizarlo aquellos vehículos particulares con dos o más ocupantes.

Entre las 7 y las 9 de la mañana, presumiblemente, se establecerá el uso exclusivo del carril izquierdo, en ambos sentidos de circulación, para autobuses y vehículos con alta ocupación, «mediante una gestión inteligente de la carretera basada en sistemas ITS».

Para ello, no se prevé una separación física entre el carril reservado y el resto de los carriles de la calzada, sino que se proyecta un sistema de información al usuario mediante señalización luminosa variable, apoyada por una señalización fija horizontal y vertical previa, con el objetivo de indicarles el estado y situación del carril reservado y su uso con la máxima cobertura.

A lo largo de la línea de separación de carriles central e izquierdo se colocarán balizas luminosas incrustadas en el firme, que indicarán, en color ámbar, los tramos en los que no es posible acceder al carril reservado, y en color verde, los tramos habilitados para ello.

Un proyecto prometido, retrasado y casi olvidado hasta ahora

La A-2 se iba a quedar en dos carriles desde el verano de 2018 para los que van a Madrid solos en su coche. Como suele ocurrir con las promesas y los plazos oficiales, lo dicho entonces no se cumplió. En 2020 parecía que sí, pero tampoco sí.

Los redactores del proyecto, según los documentos consultados entonces por LA CRÓNICA, admitían que la restricción de uno de los tres carriles «así como las maniobras de trenzado entre los vehículos BusVAO que desean acceder por los puntos de embarque, con los vehículos No-VAO que circulan por los carriles derecho y central, traerá como consecuencia una serie de perturbaciones en el tráfico y una pérdida de capacidad en estos dos carriles, en los puntos críticos identificados en el tramo». Puro sentido común y origen de la preocupación para quienes se desplazan solos en su coche al trabajo. Y para quienes quieren seguir haciéndolo.


Más información: