Comprar o vender por Internet no debe implicar hacerlo con prisas, aunque el sistema lo propicie.

OCU en Castilla-La Mancha ha confirmado este lunes que ha venido teniendo constancia de varios fraudes en webs de productos de segunda mano. En estos casos, un presunto comprador con perfil falso se interesa por un producto de un cierto valor (entre 400 y 1.000 euros) y propone continuar la gestión fuera de la aplicación, con la excusa de ahorrarse los gastos asociados al uso de la plataforma. Si el vendedor accede, le pedirán un correo electrónico para continuar con la operación.

La OCU indica que estas personas no suelen regatear en el precio y muestran cierta urgencia en cerrar el trato. Y añade que la trampa se materializa cuando el vendedor recibe un correo con un enlace de una supuesta entidad bancaria que solicita los datos de su tarjeta para ingresar en su cuenta el importe acordado.

En el momento en que el vendedor facilite los datos se consuma la estafa, ya que se usarán para robarle el dinero o realizar compras con su tarjeta.

No salirse de las plataformas de compraventa

OCU advierte que, al mantener la conversación fuera de la plataforma, ésta no puede monitorizar y proteger la compraventa, eliminando por ejemplo el envío de enlaces web o detectando otros intentos de fraude. Al tiempo que dificulta la posibilidad de reclamar posteriormente a dicha plataforma. Por todo ello, la Organización ofrece cinco recomendaciones básicas para prevenir problemas.

Recurrir a webs conocidas

Por ello aconseja a los usuarios priorizar webs o plataformas conocidas y no salir de ellas, ya que disponen de controles internos de seguridad para detectar todo tipo de fraudes. Así como desconfiar de los compradores o vendedores que a la hora de pagar u organizar el envío exigen continuar fuera de ella.

Revisar el perfil del supuesto «chollo»

Antes de comprar o vender o un producto pide revisar el perfil de la otra parte. «Sea especialmente cauteloso con perfiles con poca antigüedad y sin reseñas, sobre todo si tienen mucha prisa por cerrar la gestión o el producto que anuncian es especialmente barato».

Ojo con los datos que se facilitan

También afirma que la petición de datos de la otra parte, como un correo electrónico o un teléfono de contacto puede ser el inicio de un intento de ‘phishing’. «Desconfíe de los links que le lleguen por estos medios, podrían solicitarle sus datos bancarios con alguna excusa aparentemente razonable», añade.

Atento a los bizum

Para los pagos, aconseja aprovechar las herramientas que ofrece la plataforma. «Pero si finalmente opta por comprar o vender el producto en persona, priorice el efectivo. Si le hacen un bizum, asegúrese que no le están pidiendo aceptar una solicitud de dinero (en vez de un ingreso)».

Si a pesar de todo se sufre una estafa, desde la OCU señalan que hay que ponerse cuanto antes en contacto con la plataforma, avisar al banco y denunciarlo en la policía. «Si operó dentro de la plataforma y no dejó sus datos a nadie, podría recuperar el dinero perdido», resaltan desde esta organización.


Más información: