Perro mal cuidado.
Perro mal cuidado.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha defendido este lunes en las Cortes regionales la Ley de Bienestar, Proyecto y Defensa de los Animales, una normativa que se ha debatido este 3 de agosto de 2020 en Toledo. El nuevo marco legal supone “un antes y un después” en esta materia.

Como principal novedad, la nueva ley regional considera a los animales como seres sintientes y no como cosas, a diferencia de lo venía regulado en la norma hasta ahora en vigor y que databa del año 1990. Martínez Arroyo ha agradecido el tono general de los grupos en la tramitación de esta ley, que en 2009 se planteó como “una utopía” y ahora convierte en una “realidad” mejorada, con “mucha más luz”. Tras 1.029 alegaciones de 46 entidades, “una interlocución enorme”.

Martínez Arroyo ha indicado que era “urgente cambiar el panorama actual”, actualizar la normativa y apostar por una “ley moderna” que convertirá a Castilla-La Mancha en un “referente” para evitar situaciones de maltrato a los animales, reforzar el respeto hacia los mismos y a dotar de un régimen sancionador actualizado.

Sociedad más humana protegiendo mejor a los animales

“Una sociedad moderna es una sociedad que avanza desde el punto cultura, social y económico y que protege a los que más necesitan protección por parte de la Administración pública. Nuestra sociedad hoy será más humana protegiendo mejor a los otros seres vivos que comparten la vida con nosotros”, ha dicho el consejero en su intervención.

El consejero ha iniciado su intervención haciendo referencia a una frase de Temple Grandin, una de las figuras internacionales más reconocidas en el bienestar animal. “Los animales nos hacen humanos”, una frase, ha dicho, que “sintetiza la filosofía de esta ley que se debate hoy aquí, en las Cortes de Castilla-La Mancha”.

Uno de los principios de esta nueva ley que da un “paso en defensa de los animales y se pone a la vanguardia en el país en esta materia”, ha indicado, consiste en considerar a los animales como seres sintientes, o sensibles (no son cosas, no son bienes), como establece el artículo 13 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Otros de los aspectos, es la protección de todos los animales en general y no solo de los calificados como animales domésticos.

Bellido y Martínez Arroyo, cambiando impresiones este lunes en las Cortes de Castilla-La Mancha.
Bellido y Martínez Arroyo, cambiando impresiones este lunes en las Cortes de Castilla-La Mancha.

Defensa de todos los animales (aunque con excepciones)

Esta nueva normativa tiene por objeto la protección y defensa de todos los animales, quedando excluidos de su aplicación únicamente los animales que tienen una regulación concreta de su protección y por lo tanto se asegura y garantiza su bienestar, como son los animales de producción, las especies de fauna silvestre, exóticas invasoras y aves de cetrería, por ejemplo.

En concreto, entre las prohibiciones generales destacan el maltrato, abandono, la práctica de mutilaciones con fines exclusivamente estéticos, el sacrificio o matanza de los animales sin reunir las garantías previstas en esta ley, el mantenimiento permanentemente atados o encadenados de los animales, la donación de los animales con fines publicitarios o como premio, la recompensa o regalo por otras adquisiciones de naturaleza distinta a la propia adquisición onerosa de animales, la organización y participación de peleas entre animales y el empleo de especies pertenecientes a la fauna silvestre y salvaje en circos.

Con ella se pretende lograr el sacrificio cero en especial en establecimientos que alojan animales y el establecimiento de la figura de la eutanasia de animales, que será como norma general prescrita y realizada por un veterinario de manera rápida e indolora. Asimismo, se introduce la regulación y control de los sacrificios en los centros de mantenimiento, fomento, cría y venta de animales.

Otra novedad a resaltar es en materia de identificación animal, por conllevar una simplificación y racionalización de la gestión, dado que hasta ahora la legislación autonómica tiene establecido un doble sistema de registro, uno autonómico y otro en cada uno de los municipios, a través del censo municipal donde viva habitualmente el animal.

Con esta nueva propuesta existirá un único Registro gestionado por el Consejo de Colegios Profesionales de Veterinarios de Castilla-La Mancha, bajo las directrices de la Dirección General de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural con competencias en materia de identificación y registro de animales, al que tendrán acceso las administraciones con competencias en el ámbito de aplicación de esta ley.

Por otra parte, el proyecto de ley contiene regulación sobre los núcleos zoológicos, que introduce como novedad la obligación de la formación del personal que trabaje con animales. El proyecto de ley, igualmente, contiene normas sobre divulgación, información y educación en materia de protección animal.

Además, se introduce también la creación del Consejo Asesor de Bienestar y Protección de los Animales como órgano colegiado de participación, consulta, información y asesoramiento sobre aspectos de interés y relacionados con el bienestar y la protección de los animales.

Sin animales en los circos

La nueva normativa que regirá en Castilla-La Mancha prohibirá la organización y participación en cualquier forma de peleas organizadas de perros, de gallos o de cualquier animal entre sí, con ejemplares de otra especie o con personas, y la existencia de animales pertenecientes a la fauna silvestre y salvaje en circos. Asimismo, no podrán contarse con animales atados en las atracciones de feria, ni producirse mutilaciones estéticas, como el corte de orejas o rabos, ni exponerse en escaparates.

Además, se procede a un aumento de la cuantía de las sanciones, entre un mínimo de 300 euros y un máximo de 60.000 euros. En la anterior Ley, las sanciones se calculaban en pesetas y la mínima era de 1.000 pesetas (6 euros) y la máxima de 1.000.000 de pesetas (6.000 euros).

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha cerrado su intervención con la frase de Mahatma Gandhi: “La grandeza y el progreso moral de una nación puede medirse por la forma en que trata a sus animales”.

Apoyo de Ciudadanos, abstención del PP

El Grupo Parlamentario Ciudadanos ha manifestado que apoyará el Proyecto de Ley de Bienestar, Protección y Defensa de los animales de Castilla-La Mancha, mientras que el Grupo Parlamentario Popular ha trasladado su intención de abstenerse porque uno de los artículos (el 13, relacionado con la venta de animales a particulares), a su juicio es “inconstitucional”.

En el debate de las Cortes regionales sobre este texto normativo, el diputado del PP Emilio Bravo ha manifestado que el dictamen de la ley nace con un voto particular en contra del Consejo Consultivo en este artículo concreto, por lo que es una norma que nace “viciada”.

Bravo ha explicado que este ámbito ha sido declarado inconstitucional por el Tribunal Constitucional en la ley de bienestar animal de La Rioja.

“Nos vamos a abstener en esta ley. Hemos hablado con muchos colectivos y nos hubiera gustado aprobarla, pero es una ley que nace con una sentencia del Constitucional y no podemos apoyarla”. Además el PP ha criticado que el texto quiere cargar económicamente a “ayuntamientos” sumando competencias en materia de bienestar animal, y los consistorios “no pueden más”.

Defensa de Alejandro Ruiz

Por su parte, el presidente del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Alejandro Ruiz, ha trasladado que es un día de “enhorabuena” por la presentación de esta ley, que obtuvo un tono muy favorable en la comisión parlamentaria en la que se debatió.

En consecuencia, ha reiterado su voto favorable, pero sin olvidar que la enmienda que ha quedado viva de su grupo respecto a la gestión de las colonias felinas, podría aceptarse en este pleno o desarrollarse en un reglamento posterior.

Del papel de los ayuntamientos en la gestión de bienestar animal, Ruiz ha puesto el acento en “ser lo más eficientes posible” en esta protección, que debe venir “desde la municipalidad”.

Para defender el texto, el diputado socialista Julián Martínez, ha reprochado al PP que si consideran inconstitucional el artículo referente a la venta de animales a particulares tendrían que haber presentado una enmienda al respecto, y no lo han hecho. “Venden la moto y esta enmienda no está”.

Además, ha argumentado que no se prohíbe en la ley que particulares puedan vender animales propios, sino que tienen que establecerse como núcleos zoológicos. “No se les prohíbe esta negativa”, ha asegurado.

Asimismo, respecto a la carga a ayuntamientos que ha mencionado el diputado del PP, Martínez ha indicado que estos deben actuar en la protección animal con “cercanía y agilidad” y además otorgarles acciones recaudatorias al respecto.

A los diputados de Ciudadanos y al PP, el diputado del PSOE les ha propuesto transar una enmienda relacionada con las colonias felinas y es incluir su definición con nuevo apartado en el artículo 3, definiéndola “como grupo o comunidad de gatos que está vinculados a un territorio, y entre sí, dependen de los humanos para su equilibrio y salud”.

Alejandro Ruiz ha manifestado que apoyarán esta transacional y ha recogido el compromiso de que su demanda para el control de las colonias felinas urbanas se desarrollará en un reglamento posterior. Por su parte, Emilio Bravo no ha manifestado si apoyarán esta transacional que le ha brindado el Grupo Socialista.

Más información: