La Policía Nacional de Guadalajara ha detenido a un individuo por la presunta comisión de varios los delitos de sustracción de vehículo a motor, robo con fuerza y hurto.
 
Gracias al dispositivo de prevención establecido en distintas zonas de la ciudad para prevenir robos en establecimientos comerciales, se observó la presencia de una furgoneta que circulaba de manera sospechosa por un barrio residencial.
 
El vehículo realizó un giro extraño al detectar la presencia policial y trató de realizar una maniobra evasiva. En el momento en que los agentes lo interceptaron, comprobaron que la furgoneta figuraba como sustraída y su conductor contaba con numerosos antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio.
 
Esta persona se había "especializado" en estos últimos años en el robo con fuerza en establecimientos y en furgonetas de trabajo para apropiarse de las herramientas que se suelen guardar en ellas, para lucrarse con su posterior venta en el mercado negro. Además, había estado implicado en otros delitos, como la sustracción de gasoil de vehículos de gran tonelaje.
 
En el momento de la detención se le intervino numerosa herramienta, varias baterías y diversos útiles para llevar a cabo sus robos. Tanto la furgoneta como los diversos efectos intervenidos fueron entregados a sus propietarios. Se han llegado a esclarecer siete hechos delictivos, según confirman fuentes de la Comisaría de Policía de Guadalajara.