Tarjeta contact less sobre un datáfono.
Tarjeta contact less sobre un datáfono.

El decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), José María Herranz, se ha mostrado confiado en el éxito de las suscripciones de pago en los medios de comunicación.  Considera que, en un contexto en el que predomina la desinformación, es «fundamental» el trabajo de los periodistas, «cosa que al final acabará siendo reconocida por los ciudadanos». LA CRÓNICA mantiene todos sus contenidos abiertos y sin coste para el lector.

«Al igual que ahora estamos suscritos a plataformas de música o de series y películas, cosa impensable hace años, al final vamos a tener la necesidad de estar suscritos a un medio de comunicación para que nos pueda dar esa información veraz», ha subrayado Herranz durante una entrevista con Europa Press para LA CRÓNICA.

Ha destacado que aunque «hemos estado acostumbrados a que era todo gratis, y eso es muy difícil de cambiar», sí que se ha conseguido «que la gente empiece a pagar por plataformas digitales», por lo que cree que ahora se está en el proceso «de que la gente tiene que darse cuenta de que para que el trabajo del periodista sea de calidad, veraz, tenga rigor, hay que pagar».

El decano de la facultad de Comunicación de la Universidad de Castilla-La Mancha, José María Herranz.
El decano de la facultad de Comunicación de la Universidad de Castilla-La Mancha, José María Herranz. (Foto: EP)

«Fakenews»

«La información no es gratis, no se puede hacer información de manera gratuita porque hay un trabajo detrás de los periodistas, y la publicidad ahora mismo tampoco puede soportar todos esos costes; por lo tanto los modelos que van más hacia las suscripciones o el pago por noticias» se va a imponer «no solo por las necesidades económicas de los propios medios, sino también por las necesidades de los propios ciudadanos», ha apuntado.

Toda esta reflexión la hace el decano de la Facultad de Comunicación en un contexto actual «de desinformación, de mucha información falsa, en el que está la necesidad de buscar unas fuentes que nos den una información veraz», y en ese sentido los periodistas «es la labor que tienen, la de buscar esas fuentes y ofrecernos esa información verificada».

Información primordialmente digital

En otro orden de asuntos, Herranz ha calificado la veracidad como uno de los retos que tienen en la actualidad los medios de comunicación, al igual que el del que el periodista se vaya actualizando día a día. «Hemos pasado de un sistema analógico a un sistema en el cual las noticias nos llegan a través de las redes sociales o lo digital», ha indicado.

Por lo tanto, opina que aunque hay medios que no han estado «lo suficientemente rápidos en esa transformación», ya hay gente como sus nuevos alumnos que sólo se informan a través de lo digital, «por lo que esa es la realidad que tienen que tener en cuenta los medios, porque el lector de comprar el papel está desapareciendo».

Preguntado sobre el papel del periodismo de investigación en la actualidad, ha destacado que en estos días hay dos tipos de información: la de actualidad y la largo recorrido. Respecto a la primera, se caracteriza por el saber qué está pasando, en donde la inmediatez es un tema muy importante. La segunda es en donde se tiene que explicar cuáles son los elementos que nos llevan a esa situación.

«Estamos viendo toda la información sobre Ceuta, en donde han entrado equis inmigrantes, pero hay otra información que es la que tiene que tratar y explicar el porqué se está dando esa situación y en qué punto está la relación entre España y Marruecos», ha desgranado el decano.

A su juicio, esta segunda vertiente de la información «tiene que llevar a otro tipo de periodismo de análisis, de opinión, y a una información de profundidad con un trabajo más desarrollado que nos explique y nos ayude a entender el mundo en el que estamos».

Del mismo modo, ha asegurado que la información internacional «es importante». «En un mundo que cada vez está más globalizado, la información internacional también es de interés, porque lo que está pasando en Israel ahora puede afectar a España de alguna manera», ha aseverado.

En ese sentido, «sí que los medios de comunicación, los públicos sobre todo, siguen apostando por esos espacios, y los medios privados a lo mejor, por una cuestión de costes o de interés sobre qué puede gustar más o menos, no apuestan por ello».

Con todo, Herranz cree que es «fundamental» el saber el mundo en el cual estamos viviendo, «porque lo que pasa en España es importante, pero también lo que está pasando en Israel o lo que pueda estar pasando en cualquier otro punto del mundo».

Ruedas de prensa a distancia

Preguntado por si teme que se reduzca el número de periodistas en las ruedas de prensa al llegar las retransmisiones en streaming como consecuencia de la pandemia de la COVID-19, Herranz ha indicado que, al igual que en la docencia se ha buscado esa alternativa «y está funcionando bien», en la comunicación «también se ha buscado».

El decano ha esperado que «muy pronto» se pueda volver a un sistema más presencial, ya que no es lo mismo cubrir una rueda de prensa a través de un ordenador que de forma física, «porque esa cercanía con el político o con la persona que ofrezca la convocatoria hace que la presentación no sea lo mismo».

Por último, Herranz ha hecho una reflexión sobre el futuro del periodismo, sobre el que se ha mostrado optimista. «Hay una necesidad de información y fuentes veraces en este ámbito de desinformación y de información no verificada, en donde es necesario contar con unas fuentes fiables, y ahí creo que el periodismo juega un papel fundamental», defendiendo «que no sean los bulos los que de alguna manera interfieran en nuestro día a día».

Más información: