Mucho sol y poca sombra en Guadalajara. El calor veraniego vuelve este fin de semana a la capital y a toda la provincia. (Foto: La Crónic@)
Mucho sol y poca sombra en Guadalajara. El calor veraniego vuelve este fin de semana a la capital y a toda la provincia. (Foto: La Crónic@)

Las temperaturas subirán este fin de semana hasta los 40 grados en algunas zonas del país y bajarán a partir del lunes, dando paso al primer temporal ‘otoñal’ de la temporada, con lluvias y vientos fuertes. Lo que venga será consecuencia de la borrasca atlántica en la que se ha convertido el huracán Danielle, pero lo que tenemos ahora es simple y llanamente lo mismo que todo el verano: calor.

«Estamos a las puertas del primer temporal otoñal de la temporada propiciado por la llegada de una borrasca atlántica profunda que en los días previos fue Danielle, aunque cuando alcance nuestro territorio habrá perdido por completo sus características tropicales y la adversidad de este tipo de sistemas», explica el portavoz de la AEMET, Rubén del Campo.

Los efectos de «exDanielle» no se notarán hasta el lunes. En su acercamiento, impulsará vientos cálidos del sur y suroeste que hará que suban las temperaturas este fin de semana.

Así, el fin de semana, en las horas centrales del día, los termómetros marcarán temperaturas propias del verano, sobre todo, el domingo, con valores de 5 a 10 grados por encima de lo habitual para estas fechas, pudiendo alcanzarse en algunos puntos los 40 grados de temperatura.

El tiempo en Guadalajara

En Guadalajara y para este sábado, la previsión es de cielo poco nuboso o despejado con algunos intervalos de nubosidad de evolución por la tarde en zonas de montaña. Temperaturas mínimas sin cambios significativos, salvo descensos puntuales en la mitad oriental y Sistema Central, y máximas en aumento. Viento variable flojo que tenderá por la tarde a suroeste y sur.

Las temperaturas, puramente veraniegas, como anticipo a las del domingo:

  • Guadalajara
    17
    33
  • Molina de Aragón
    10
    31
  • Sigüenza
    11
    30
     

Para el 11 de septiembre, en la capital de la provincia se alcanzarán los 35 grados, mientras que en Sigüenza y Molina se espera que los termómetros lleguen a los 32.

Para lluvias, las del Pirineo

Entre el lunes y el martes, la AEMET prevé precipitaciones más importantes que estarán en el oeste del sistema central, Andalucía y el entorno del Pirineo aragonés, donde podrían superarse los 50 litros por metro cuadrado en el conjunto de los dos días. En el resto del territorio, caerán de 20 a 40 litros en la mitad norte y de 20 a 30 en la mitad sur.

«Las lluvias son bien recibidas en este año hidrológico que presenta precipitaciones un 26% por debajo de lo normal», ha señalado Del Campo. Se trata, según ha recordado, del tercer año más seco del siglo XXI y el cuarto más seco desde 1961.

De cara a los siguientes días, el miércoles y el jueves es posible que persistan las lluvias en el oeste y el entorno de Pirineos y en la zona centro aunque serán menos abundantes que los días anteriores. Las temperaturas, por su parte, tenderán a recuperarse a orillas del Mediterráneo y Baleares, donde los termómetros volverán a marcar entre 30 y 32 grados.

Según explica el experto de Meteored (tiempo.com) Víctor González, la borrasca resultante de la extratropicalización de Danielle quedará estacionaria en el oeste peninsular durante varios días, favoreciendo la llegada de un «río de humedad» de origen subtropical, es decir, una gran masa de aire con un largo recorrido sobre mares subtropicales y por tanto templada, con gran contenido de humedad y con mucho potencial para dejar precipitaciones intensas.

Cuando es arrastrada a latitudes superiores, esta masa adquiere una característica forma de lengua o río muy visible en mapas sinópticos de humedad y agua precipitable, según ha precisado.

Por su parte, el archipiélago canario quedará al margen de este cambio de tiempo propiciado por «exDanielle» y predominará un ambiente suave con algo de calima el fin de semana, y nubosidad al comienzo de la próxima, con alguna llovizna al norte de las islas.

Más información: