La calle Laguna Grande, aun siendo relativamente reciente, ya ha tenido que incluirse en la Operación Asfalto por su evidente deterioro.
La calle Laguna Grande, aun siendo relativamente reciente, ya ha tenido que incluirse en la Operación Asfalto por su evidente deterioro.

El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, ha presentado este miércoles los trabajos de la ‘Operación Asfalto’, que se ejecutarán en septiembre. En su conjunto, estas actuaciones supondrán una inversión de 363.000 euros y afectarán a las calles Doctor Rafael de la Rica, San Isidro, Sevilla y Laguna Grande.

Acompañado por el primer teniente de alcalde y responsable del Área de Urbanismo, Rafael Pérez Borda, y por el concejal de Obras, Jaime Sanz, Rojo ha explicado que este año los trabajos se centran “sobre todo en el barrio de El Alamín” al tiempo que recordaba que “el compromiso del equipo de Gobierno es el de actuar de forma paulatina en todos los barrios de Guadalajara, incluidos los anexionados”.

Este mismo miércoles el Ayuntamiento publica la licitación de los trabajos relacionados con el asfaltado de las calles anteriormente mencionadas, con un contrato cuyo valor asciende hasta los 309.866,4 euros. Contempla como mejoras la reposición de la señalética vertical o la instalación de reductores de velocidad y bolardos para evitar estacionamientos irregulares.

Las actuaciones de renovación del firme de la calzada alcanzarán a un total de 12.000 metros cuadrados y, según ha explicado el alcalde, podrían empezar “a mediados de septiembre” si el proceso de licitación y formalización del contrato, cuyo plazo de ejecución es de tres meses, se desarrolla con normalidad.

Trabajos complementarios con una inversión de 53.000 euros

En esas misma calles, la Concejalía de Obras ejecuta desde hace meses una serie de trabajos complementarios. Así, en la calle San Isidro se va a instalar una plataforma en la parada de autobús que permitirá el acceso al transporte público con mayor seguridad, evitando que los vehículos estacionen en la zona de parada.

En Laguna Grande, en el entorno del Colegio Cardenal Mendoza, se contempla ampliar la acera hasta los 15 metros, de los cuales diez estarán vallados para evitar que los niños accedan directamente desde la salida del centro educativo.

Ya en febrero se intervino en el arreglo del acerado en la Calle San Isidro, a la altura del CAMF (Centro de Atención a Minusválidos Físicos), con una inversión de 16.000 euros. Y desde el mes de junio, a través del Servicio de Obras se viene actuando en el deteriorado acerado de las calles Laguna Grande, Chica y Rafael de la Rica, con una inversión cercana a los 30.000 euros.

Más información: