Calle Mayor de Guadalajara con frío y lluvia. (Foto: La Crónic@)
Calle Mayor de Guadalajara con frío y lluvia. (Foto: La Cró[email protected])

Donde decían que iba a nevar es la lluvia, y tampoco excesiva, la que ha hecho su aparición este 5 de abril. Un total de 22 provincias estan este viernes en riesgo por nieve, olas y viento, en una jornada con nevadas en zonas altas de la mitad norte peninsular, precipitaciones que podrían ser localmente fuertes o persistentes en el sur de Pirineos, área del Estrecho y oeste de Galicia, y viento fuerte de poniente en el litoral de Alborán. Guadalajara era, y es, una de ellas, pero la nieve no es problema, por incomparecencia, ni tampoco la lluvia, por su escasa intensidad. El tráfico rodado tampoco se ha visto afectado en la red principal a su paso por la provincia.

En concreto, la nieve estabaanunciado que pusiera en riesgo a Granada, Jaén, Huesca, Guadalajara, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora, Lérida, Madrid, Cáceres, Lugo, Orense y La Rioja.

En las vertientes atlántica y cantábrica occidental, así como en la Andalucía mediterránea, se esperan cielos nubosos o cubiertos con precipitaciones generalizadas, más frecuentes en el litoral oeste de Galicia y sin descartar alguna tormenta ocasional.

La nubosidad y las precipitaciones se extenderán a lo largo del día al resto de la Península, pudiendo afectar también a Baleares y tendiendo a remitir en zonas del centro y sudoeste peninsular. Podrían ser localmente fuertes o persistentes en el sur de Pirineos, área del Estrecho y oeste de Galicia, mientras que serán más débiles y menos probables en el Cantábrico oriental, valle del Ebro, este de Baleares y litoral sudeste peninsular.

La cota de nieve en la Península estará en el tercio noroeste entre los 500 y los 1.000 metros subiendo durante el día a 800/1.200 metros; en Pirineos entre los 700 y los 1.000 metros subiendo a 1.200/1.600 metros; en el sudeste en 1.200/1.600 metros bajando a 1.000/1.200 metros y en el resto de zonas 900/1.400 metros bajando a 800/1.200 metros.

En el interior peninsular, las temperaturas nocturnas irán en aumento y las diurnas en descenso, con valores por debajo de los normales para la época en la vertiente atlántica y Andalucía mediterránea, con heladas en zonas de montaña del sudeste y de la mitad norte peninsular.