9.8 C
Guadalajara
20 abril 2024
InicioSociedadEl brote de tosferina en Guadalajara no está controlado y ya hay...

El brote de tosferina en Guadalajara no está controlado y ya hay 500 casos

La infección por tosferina puede ser grave en caso de lactantes no vacunados, inmunodeprimidos o embarazadas. Afortunadamente, en Guadalajara no ha habido ingresos en el Hospital. Afecta esencialmente a niños.

-

El número de afectados por el brote de tosferina en la provincia de Guadalajara asciende ya a algo más de 500 casos y, aunque no está controlado, no hay ninguna persona grave ni tampoco ingresada en el Hospital Universitario. La mayoría de los afectados son niños.

Así lo ha explicado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández , a preguntas de los medios, con motivo de la inauguración del XVI Congreso de la Sociedad Castellano Manchega de Patología Respiratoria, en el salón de actos del Palacio del Infantado.

Según Fernández, se sigue llevando a cabo el rastreo de todos los pacientes, incrementado también el personal que se dedica a estas labores pero «lo más importante es que no hay nada grave». «No podemos decir que el brote esté controlado, pero no está teniendo consecuencias importantes para la salud», ha subrayado.

Para Fernández, la mejor noticia en torno a la tosferina es que si bien sigue habiendo casos, «no hay ningún niño grave ni ninguno ingresado», y continúa realizándose el seguimiento epidemiológico no solo con el registro sino la aplicación del protocolo y tratamiento con arreglo a la medicación que tienen que tomar o las pruebas a realizar en función de los criterios epidemiológicos.

¿Cómo de peligrosa es la tosferina?

La tosferina es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria muy contagiosa por vía respiratoria, la Bordetella pertussis, que supone un grave riesgo para la vida de los lactantes si no están vacunados.

La infección puede ser grave en caso de lactantes no vacunados, inmunodeprimidos o embarazadas.

Los síntomas se desarrollan en dos fases. La primera, que suele durar una o dos semanas, puede confundirse fácilmente con un catarro u otras infecciones respiratorias, ya que causa congestión nasal, fiebre baja y tos leve ocasional.

A partir de la segunda semana, es cuando pueden aparecer los síntomas más graves, especialmente ataques de tos rápidos, violentos e incontrolables.

Los expertos han comprobado un aumento de los casos de tosferina tras la pandemia de Covid-19, tanto en España como a nivel internacional.


Más información: