“¿El fin de una era? Crisis de la democracia, autoritarismo y guerra en Europa” ha sido el primero de los cursos dispuestos para el programa de verano en el centro asociado de la UNED en Guadalajara. Para departir, el estado de salud del sistema democrático a nivel mundial ha atravesado el armazón de esta formación dirigida por Luis Ramiro Fernández –profesor de Ciencia Política de la institución huésped de estas jornadas– y coordinado por Jesús de Andrés Sanz –profesor de Ciencia Política y Vicerrector de Centros Asociados de la universidad organizadora–.

Cambios sociopolíticos y desafíos de las democracias contemporáneas

“Cambios sociopolíticos y desafíos de las democracias contemporáneas” fue título de la ponencia iniciática a cargo de Luis Ramiro Fernández.  Según el profesor la fragilidad de la democracia ha producido retrocesos muy notables. Ciertos problemas económicos graves han servido “para poner a este sistema político en shock”. Todo ello en un clima de turbulencias geoestratégicas que en el peor de los casos conducen de forma inexorable a la guerra.

La democracia frente a la desigualdad: el crecimiento de la desigualdad, sus consecuencias políticas

La desigualdad cobró protagonismo en la segunda parte de la jornada inicial con la ponencia, “La democracia frente a la desigualdad: el crecimiento de la desigualdad, sus consecuencias políticas”.

Según Dulce Manzano, –profesora de sociología Universidad Complutense de Madrid y Científica Titular CSIC–, “existen multitud de elementos en los que los individuos son desiguales entre sí, por ello hay que especificar cuáles son socialmente valorados”.

Borja Barragué Calvo, –profesor de Filosofía política y jurídica de la UNED–, mencionó que la imposibilidad del individuo para nacer en un determinado país o en una familia concreta genera una serie de desigualdades injustas llamadas a ser “combatidas por políticas públicas”.

Crisis de la democracia occidental I: la amenaza de la polarización

La tercera sesión, y primera de la segunda jornada, sirvió para hablar de un fenómeno que suscita una  gran inquietud y pone en alerta los indicadores de calidad democrática: la polarización. “Crisis de la democracia occidental I: la amenaza de la polarización”, fue el  título de la ponencia impartida por Antonio Jaime Castillo –profesor de Ciencia Política en la UNED– y que ha traído a colación diferentes matices sobre un concepto percibido en numerosas ocasiones de manera genérica.

Este fenómeno es una tendencia en auge entre algunas democracias occidentales pero que no afecta de pleno a otras. Las situaciones de crisis e incremento de la desigualdad facilitan su fomento. Todo ello afecta de manera considerable al deterioro en la calidad democrática.

Crisis de la democracia occidental II: el ascenso de la derecha radical

Si la polarización abría el bloque de intervenciones de la segunda jornada, el auge de la derecha radical constituyó el vector de la ponencia, “Crisis de la democracia occidental II: el ascenso de la derecha radical”, a cargo del Luis Ramiro Fernández –profesor de Ciencia Política en la UNED–.

La solidez en las estructuras de adhesión con respecto a los partidos tradicionales dificulta la creación de nuevas sensibilidades próximas a posturas radicales. Por último, “la oferta programática de los partidos de derecha radical ha cambiado en las dos últimas décadas hacia el nativismo y el nacionalismo, pero menos orientada al extremismo y partidaria de una economía más intervencionista” afirmaba Ramiro Fernández.

Democracia, redes sociales y desinformación

Las informaciones falsas, como medio de injerencia en los sistemas de legitimidad democrática,  centraron las reflexiones de la tercera sesión en la segunda jornada. “Democracia, redes sociales y desinformación”, fue el título de la ponencia a cargo de Ignacio Torreblanca Payá –profesor de Ciencia Política en la UNED–.

Las campañas de desinformación van orientadas a que la población, “sea incapaz de creer en algo”, según el profesor Torreblanca. Los problemas de regulación dentro de las redes sociales –que no fueron creadas para informar– en su adopción por la ciudadanía, como medios de comunicación al uso, han constituido una “vulnerabilidad para la democracia y una destrucción de la confianza y del espacio público”.

La redefinición de la UE ante el nuevo (des)orden político global

Una mesa redonda cerró el orden de intervenciones de la segunda jornada. “La redefinición de la UE ante el nuevo (des)orden político global” fue el título de este debate a cargo de Ruth Ferrero, –Profesora de Ciencia Política Universidad Complutense de Madrid–, Gisela Hernández, –Investigadora en el Centro Superior de Investigaciones Científicas, CSIC–, y Belén Becerril –Profesora de Derecho de la UE en la Universidad CEU-San Pablo–.

Son diversos los retos de la UE en torno a su consolidación, evolución y capacidad para subsanar las nuevas problemáticas planteadas.

Rusia: de las esperanzas de democratización al autoritarismo

Durante la tercera jornada del curso, en la primera de sus sesiones, el caso ruso centró los análisis. “Rusia: de las esperanzas de democratización al autoritarismo”, fue el título de la ponencia guiada por Jesús de Andrés Sanz, –profesor de Ciencia Política y Vicerrector de Centros Asociados de la UNED–.

Sobre el colapso de la URSS y sus principales problemas a la hora de transitar de un régimen autoritario hacia una democracia liberal versaron las reflexiones de Jesús de Andrés Sanz.

¿La caja de Pandora? Ucrania, conflicto político, polarización y guerra en Europa

“¿La caja de Pandora? Ucrania, conflicto político, polarización y guerra en Europa”, fue el título de la última conferencia a cargo del profesor Rubén Ruiz Ramas, –profesor de Ciencia Política en la UNED–, conocedor en profundidad del sistema político ucraniano.

“La transición a la democracia liberal fracasó en Ucrania”, afirmó Ruiz Ramas. En el análisis del profesor el sistema del país es un régimen híbrido, caracterizado por un neopatriomonialismo oligárquico y afectado por la inestabilidad política.

Punto final de un curso que ha traído, desde diferentes disciplinas afincadas en las ciencias sociales, el análisis de los rasgos que desestabilizan la solvencia de las democracias liberales y los nuevos retos geopolíticos que enfrenta el mundo, y más en concreto, la UE. Todo ello para vislumbrar aquellos desafíos –y las formas de abordarlos– que tendrán por delante los regímenes democráticos occidentales en los próximos años.

Más información: