Francisco Tierraseca, en un retrato oficial como delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha.
Francisco Tierraseca, en un retrato oficial como delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha.

El delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha augurado que habrá «novedades importantísimas» de cara al trasvase en el año 2022 y que se trasvasará menos agua desde los pantanos de cabecera.

«Si apostamos por mantener los caudales ecológicos, tal y como se tienen que aplicar, y trabajamos para que cada cuenca sea autosuficiente, la respuesta ha de ser necesariamente que se trasvasará menos agua», ha indicado en una entrevista concedida a Europa Press para LA CRÓNICA.

Respecto a las novedades, ha señalado que pasan por el hecho de que el próximo año culmina la revisión de los planes hidrológicos de las distintas cuencas, que se van a ajustar a la realidad de las mismas para apostar por la eficiencia en los regadíos.

«Tendremos que tomar nota en las convocatorias del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la UE para poder adaptar sistemas de regadío a una mayor eficiencia y nos adaptaremos a los cambios climáticos», ha agregado.

Por tanto, el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha ha reiterado que sí habrá novedades en cuanto al trasvase para saber «entre todos» con qué recursos se cuenta y de qué forma se utilizan.

El Tajo, en Talavera. (Foto: La Crónic@)
El Tajo, en Talavera. (Foto: La Crónic@)

CAUDAL MÍNIMO EN EL TAJO MEDIO

A ello ha unido que sí que se tendrá que cumplir el caudal ecológico en el Tajo medio el próximo año. «Como Delegación del Gobierno, nuestra obligación es que se cumpla la ley, se cumplan las sentencias y se ejecute lo que dictan los tribunales, como el manteamiento de un caudal mínimo en el Tajo medio», ha apostillado

Con todo, el delegado del Gobierno ha defendido que se ha producido «un cambio de paradigma» por parte del Ejecutivo central en cuanto a los recursos hídricos. «En primer lugar, porque hay una apuesta decidida por la autosuficiencia de las cuencas», ha manifestado.

A ello ha agregado que hace ya años, con la llegada de Pedro Sánchez al Gobierno, se potenciaron las desaladoras en el Mediterráneo para ir reduciendo los recursos trasvasables de agua y, al mismo tiempo, de respeto y aplicación de las sentencias que establecían un mínimo de caudal ecológico, sobre todo en la cuenca del Tajo.