García-Page, en una imagen reciente.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha defendido el planteamiento impulsado desde la Presidencia del Gobierno de intentar alcanzar a nivel político e institucional acuerdos al estilo de los Pactos de La Moncloa durante la transición, acuerdos que tendrán que afrontarse, según su opinión, al margen de ideologías. “Habrá muchas interpretaciones, pero no va a haber dinero para tantas interpretaciones y tanta ideología”, ha dicho.

Así se ha expresado este lunes en una entrevista con Onda Cero, donde ha apuntado que en la videoconferencia mantenida entre los presidentes autonómicos y Pedro Sánchez este domingo no hubo “mayor concreción” sobre esta sugerencia, pero ha insistido en que es “de sentido común encontrar una salida común” al problema originado por la expansión del coronavirus.

“Se trata de encontrar puntos de acuerdo suficientes para que parar esta crisis que va a tener repercusión de envergadura”, ha señalado el líder del Ejecutivo castellanomanchego.

Miedo en la sociedad

En este punto, ha reparado en que “se ha instalado en la sociedad el temor de que está expuesta a crisis sanitarias de esta naturaleza” mientras que antes era “propio de las películas”, pero ahora ya es “una amenaza”. Incluso, ha sugerido, epidemias de este tipo pueden ser en el futuro “objeto de ataques y hostilidades entre estados”.

“Estos pactos plantean una salida consensuada. Hemos superado debates absurdos que tenemos cuando hay normalidad, pero ahora vemos lo importante”, ha señalado.

De ahí, que haya recordado su petición expresa de que las autonomías participen activamente en estos pactos, teniendo en cuenta que son las administraciones que “gestionan los servicios públicos” y opinando que sería “más fácil” capitalizar en las administraciones regionales este tipo de negociaciones que a través de partidos políticos.