25.8 C
Guadalajara
24 mayo 2024
InicioViajesEste invierno habrá vuelos directos a Salzburgo con Iberia

Este invierno habrá vuelos directos a Salzburgo con Iberia

El 30 de noviembre se iniciarán los vuelos directos con Salzburgo con dos frecuencias semanales, los miércoles y sábados, que se mantendrán hasta el 29 de marzo.

-

Iberia ha añadido Tromso (Noruega) y Salzburgo (Austria) a su lista de destinos para el próximo invierno, dos conexiones que se iniciarán los próximos 1 de diciembre y 30 de noviembre, respectivamente.

Así, el 30 de noviembre se iniciarán los vuelos directos con Salzburgo con dos frecuencias semanales, los miércoles y sábados, que se mantendrán hasta el 29 de marzo.

Los billetes para estos tres destinos están a la venta desde este lunes en la web de la compañía a partir de 119 euros por trayecto a Salzburgo, con salida a las 12.25 desde Barajas y llegada a las 15.15 a la ciudad austríaca. Para el primer día, el precio que marca en trayecto sólo de ida, según ha podido comprobar LA CRÓNICA, es de 196 euros.

A su vez, el precio es desde 199 euros por trayecto, comprando ida y vuelta, a Rovaniemi y Tromso. El 1 de diciembre será el estreno de los vuelos a Tromso, también con dos frecuencias semanales, los jueves y domingos, hasta el 2 de marzo.

En los tres meses de operación, Iberia pondrá a la venta un total de 12.600 asientos para viajar a Salzburgo y 9.000 para volar a Tromso.

Asimismo, la aerolínea reactivará a finales de noviembre su ruta a Rovaniemi, capital de Laponia (Finlandia) y ciudad oficial de Papá Noel. Debido a la buena acogida de esta conexión durante la pasada temporada, Iberia ha ampliado los meses de operación y número de frecuencias.

Por tanto, este año se iniciarán los vuelos el 30 de noviembre y finalizarán el 1 de marzo, un mes más que en 2023, y durante el mes de diciembre se ofrecerán además cuatro frecuencias a la semana, los miércoles, jueves, sábados y domingos. En total, Iberia pondrá a la venta cerca de 12.200 plazas, lo que supone un incremento del 74% respecto al año pasado.


Más sobre Salzburgo en LA CRÓNICA: