Fernando Parlorio.
Fernando Parlorio.

Hoy es el día internacional del abogado, ¡Vaya por delante mi felicitación a todos los hombres y mujeres que ejercen esta profesión! Mirad, ser abogado es algo más que estudiar la carrera (o grado) de Derecho, y posteriormente, complementarla con un Máster.
Pero cuando una persona decide ser abogado, debe tener en cuenta que es tan importante velar por el cumplimiento de la Ley, como hacerlo por la justicia, y también, percibir la falta de ésta. Y esto no ha cambiado ni un ápice a pesar de la situación tan delicada y dramática que vivimos.

Por ello, quiero poner sobre la mesa la gran labor que han hecho desde la abogacía durante la pandemia este colectivo, porque en un escenario donde el excesivo ruido mediático no hacía sino aupar el desconcierto entre los trabajadores y empleadores, así como, desestabilizar un mercado laboral que, ya de por sí adolece de esa inestabilidad, la abogacía también ha jugado un papel fundamental durante la gestión de los ERTES. Un papel que es evidente, y que está claro: se debe cumplir la Ley.

Los abogados, especialmente los laboralistas, se han convertido en esta pandemia en actores fundamentales en la comunicación entre las direcciones de empresas y los trabajadores. Estamos en un momento muy sensible, donde cualquier decisión mal tomada, cualquier paso dado demasiado rápido o lento puede tener consecuencias desastrosas, y en ese trabajo de prevención y orientación los abogados han sido determinantes.

Ahora, en mi labor como concejal comparto bancada con muchos compañeros que ejercen o han ejercido esta profesión: Jaime Carnicero, Itziar Asenjo, Lorenzo Robisco Encarna Jiménez, Pilar Sánchez, Santiago Baeza o Riansares Serrano. Estoy convencido, que, aunque sea en mayor o menor medida, cada uno de ellos se embarcó en esta aventura porque, desde pequeños, nos ha picado la búsqueda de la justicia, de mejorar la situación de nuestros clientes, también de servicio público, y quizás fruto de esa vocación nos encontramos hoy aquí, compartiendo corporación en el ayuntamiento de Guadalajara.

Feliz día a todos los abogados de esta ciudad, gracias a todos por vuestra labor en una etapa complicada, donde del mismo modo que otras profesiones, la nuestra también está dando el do de pecho.

Fernando Parlorio
es concejal de Ciudadanos
en el Ayuntamiento de Guadalajara y abogado de profesión