20.2 C
Guadalajara
4 julio 2024
InicioOpiniónJOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Europa, en el guindo o en el...

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Europa, en el guindo o en el alero

En España, a la sociedad se la distrae, adrede, con cuitas y noticias que, como bulos o verídicos, sirven. Intereses privados de politicos y politicastros, familiares, amigos y amigotes.

-

Hay dos hechos que preocupan en la UE: La corrupción política y la invasión carca. La primera en España pace y crece junto a Sánchez. En familia, conmilitones y asociados; en el gobierno o cerca. La segunda, invasión carca, se esconde en el juego político que usa nombres y calificativos y que debe ajustarse añadiendo al adjetivo carca el matiz izquierda que lo define. Precisemos. Carca, diccionario RAE: Coloquialmente despectivo, de ideas políticas y sociales o actitudes retrógradas. Dicho de una persona: partidaria de instituciones propias de tiempos pasados, o contraria a innovaciones o cambios. Desde hace tiempo, mucho o poco, o desde ayer.

  Lo carca puede ser de derecha o izquierda. Y asusta. Aunque no igual. Ahora, el susto se nota en el espectro politico ajeno a la derecha. También hay una carcundia siniestra, puede que más peligrosa, que no pasa desapercibida aunque busque la sordina. De momento, azuzado por grupos políticos en retroceso (carcas inconfesos en la izquierda y próximos), amilanados, estamos ante el volteo de campanas que alarman de la irrupción de un enemigo, que se busca común: La derecha.   

El ejemplo más notorio, está en el pais vecino. Francia en elecciones ha girado a la derecha. Macrón se equivocó al echar un órdago al electorado francés y el entente cordial y lo que representa se está yendo al garete. Ya se aventuraba. Aquí, mientras los franceses votaban, un militar español de alta graduación, resumía: A Italia le va bien con Meloni. El socialismo europeo está en ruina. Alemania y otros busca salida. Inglaterra quiere desandar el Brexit con beneficio. OTAN, USA, China, India, Rusia, paises emergentes y la UE en medio de una situación geopolítica mundial nueva. Guerra en Ucrania y Gaza. Estabilidad en riesgo por la capacidad de destrucción nuclear. Y financiación para lo que se quiera o salga. 

Es lo que hay, cuando la Hungría de Orban preside la UE. Frente a ello, las democracias occidentales, si lo siguen siendo y se atreven, han de ver qué hacer. De momento, invasión vaginal pacífica, expansión sin orden u ordenada de paises pobres, y migrantes a los que hay que ayudar y repartir. Sin tiempo ni concrecciones para ver quien paga, exige y manda. Pendientes de Trump y Biden. Expectantes.

En la UE, como en parte del mundo surge, además, una conciencia casi miedo, no universal ni demócrata en sentido estricto, a confrontar ideas con lo que aparece en las preferencias del electorado actual. Tildado de populismo de extrema derecha, aunque no lo sea, demuestra la quiebra de las ideologías sociocomunistas viejas para encarar el futuro sin quebranto. Sin ideas, el éxito se busca en pactos, alianzas y cordones sanitarios. De todo lo que se meneé o esté quieto para evitar el auge de lo que decide la sociedad moderna y gana en urnas. No es teatro. Es peor, faltan enfoques y perspectivas.

Con ésto, la carcundia de izquierda y lo que asuma pone en peligro una forma de entender la sociedad demócrata que ha servido durante décadas.  Como fruto, o lacra, democracia excluyente, intervenida y tutelada, dictadura y tirania en cualquiera de sus formas. Un maremagno confuso de personas y cosas expuesto a lo que decidan las clases mandonas, si el electorado lo deja o impide. No es cuestión menor. En Francia, conflicto social de historia, cultura, hábitos y generaciones. Con o sin arraigo de migrantes africanos en segunda, tercera o cuarta generación, ya se avisa del peor peligro nacional: Guerra Civil.

Mientras, en España, a la sociedad se la distrae, adrede, con cuitas y noticias que, como bulos o verídicos, sirven. Intereses privados de politicos y politicastros, familiares, amigos y amigotes. En primera línea, corrupción sin recato ni vergüenza. La unidad nacional y los Poderes del Estado en solfa. Montesquieu, de espaldas. Sin luz, candeleros y candelabros. Sucedáneos de pábilos que alumbran poco y queman barato. Cambio de leyes a medida. Ocupación del poder a todo riesgo y por días.

Vista al Palacio de La Moncloa, Bruselas y más allá. Incapacidad de gestores políticos que pueden sustituirse. Egoísmos no patrióticos a corregir por la justicia. Aprietos y problemas. Posibilidad optimista, a pesar de todo y por todo, difícil. No al conflicto civil en qué puede acabar la corrupción política y la invasion carca (sean como sean y lleguen donde lleguen). El sistema debe y puede corregir. Porque es posible, mejor un futuro para Europa en el Guindo o en el alero.


Más artículos del mismo autor:

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / El oso y Pedro Sánchez

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Desayuno con la embajadora de Alemania en Madrid

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Más Madrid destapa el trampantojo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Revilla dice cosas

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Cerca del Congreso de los Diputados, tres hombres del PP hablaban bajito

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Putas, cocaína y diputados

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La alternativa económica del PP

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Lobato (PSOE) no huele a vainilla, aún

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / ¿Toda la izquierda contra la derecha? Madrid da claves..

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Chivo «esquilao»

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Para Ayuso, antes el PSOE que Más Madrid

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Canto del cisne en Ciudadanos

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Albares y Meloni

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Reyes Maroto, ministra “ata aquí”

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Los ministros no son monos aulladores

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Debate sobre el Estado de la Nación

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La AIReF y el futuro de España

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La OTAN, con churros y una bestia

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La lección de Andalucía

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Un pato cojo en la Moncloa

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Un final digno para Sánchez

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / “Ministro perejil”, como indicio

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Dos ministros deben salir del Gobierno

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Feijóo, cuatro estaciones

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Política con churros en “El Manolo”

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Ciudadanos desmadejado

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Con Feijóo puede que no baste

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Reaparece Soraya

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Finiquito al Gobierno Sánchez

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Fallida pinza a tres en el Congreso

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / En vanguardia, La Vanguardia

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Casado, en la picota

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Chistera y Vox en la sesión de control

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / El Pisuerga pasa por Valladolid

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Bofetada al Gobierno y a la banca

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / PP con morbo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Vox en familia, sólo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Bolaños, ministro de la Presidencia

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Autorretrato de la presidenta del Congreso de los Diputados

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Jersey gastado, como regalo de Reyes

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sindicalismo sin corbata en el Ritz

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Don Francisco Romero López, y Don

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Cayetana en el PP, políticamente indeseable

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / El PP, al trantrán

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Militancia PP, con pamplinas o sin ellas

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Un ministro en el espejo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Congreso PSOE-Sánchez, sin «g» ni «r»

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Guardias civiles el 12 de octubre

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Yolanda empieza por yo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Bajar a Madrid, al Ritz, desde unas zapatillas

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez, dueño y señor de vidas y haciendas

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Afganistán, Pedro Sánchez, Íñigo Errejón…

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Informaciones «Moncloa Palace»

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Marlaska y el M.A.L.

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Reventón del Gobierno

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Libertad, Código Penal, Fiscalía y ministros

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Judicialización política de un indulto

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Pablo Casado tendrá que gobernar

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez, Iglesias y Arrimadas, ¡a empinar chiringas!

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Balas en campaña

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Ministra con vocales fuertes y débiles

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / El intríngulis y Yolanda Díaz

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Pablo Iglesias y la regla oro de fiscal

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Idiotas en La Moncloa

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Doña Inés (arrimadas) de Murcia a Lavapiés

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / En el PP, tibios, triviales y flojos (o no)

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Urnas y runas en Cataluña

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Fondos europeos ante el Consejo de Estado, con el Gobierno al acecho

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Iceta, Darias, Don Tancredo y Tentetieso

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Crisis ministerial, no de Gobierno

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez, vicepresidente de su vicepresidente

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Populismos

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Discurso real 2020, un mosaico sustantivo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Pateras en Canarias, aviones a cualquier sitio y un señor de Albacete

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / PNV, Ortuzar y el tridente de Neptuno

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Traspasar a Pedro Sánchez

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Puñetazos en la mesa y codazos en el hígado

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Alarmas ante el proyecto de Ley de los Presupuestos

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La ministra de Hacienda, contra unos Presupuestos Generales del Estado de consenso

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Salvador Illa puede salir del Gobierno, por guapo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Una trampa del Gobierno

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Cortejo PSOE-Casado ante Abascal e Iglesias

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Moción de censura como disculpa

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Confinados y confitados en Madrid

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Pregunta sin respuesta sobre el futuro

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez y Díaz Ayuso “ab urbe condita”

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La Operación Kitchen, retrato de cuerpo entero del PP

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Clan Neguri, relevo en BBVA, alboroto en ABC y una fusión

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / El posado de Irene Montero

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Ciscar políticos

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez en Bruselas: Papel o papelón

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Rescate europeo y madriguera de conejos

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez e Iglesias, “tanto monta”, sin pollos

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Los calzoncillos de Iglesias en el Gobierno de Sánchez

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Una ministra de Hacienda sin cometa

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Marlaska y la cabra de la Legión

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La volatilización de Pablo Iglesias

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Alarmas en el estado de alarma

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Cuchipanda de ministras y ministros

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Un ministro agarrado al micro

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Gobierno, no panda moñas

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez y su Gobierno deben responder

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Pedro Jota, un periodista metido a empresario