3.9 C
Guadalajara
23 febrero 2024
InicioOpiniónJOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Feijóo, con acento en la primera o

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Feijóo, con acento en la primera o

-

En política, si el adversario se equivoca o va cuesta bajo, empújalo si puedes, pero que siga. Vigila lo que dices y callas. Lunes Nueva Economía Fórum y tribuna para Feijóo. Lleno. Empresarios y embajadores. Alcalde de Madrid, presidentes autonómicos o a punto de serlo, diputados, Juan Bravo, Bendodo, másymenos, y gallegos. Plasma para la prensa. Presenta el presidente de NEF José Luis Rodriguez: Las encuestas le dan vencedor en las elecciones. Cambio de paradigma. Pactos estratégicos. Puede ser presidente del Gobierno y de la UE. En duda fondos europeos con el PP.

Reflexiones de candidato, empezó Feijóo. Táctica, azuzar a Sánchez, cuesta abajo a esa hora y en repaso de Alsina en radio. Leyendo, vigilaba qué decir y callar:

No esperen que venga a vender motos. Me conocen y saben qué esperar de mí. Vengo a hablar de cambio. Una posibilidad que sabe hasta el presidente. También, que la fecha de las elecciones es el colofón de quien ha gobernando pensando en sí mismo, para que con lo ocurrido el 28-M nadie vea más. No ha entendido que hay una circunstancia más para decir basta. El presidente es el mal mayor. Qué pasaría cuatro años más con el gobierno sanchista envalentonado. Pactos con Bildu en silencio y elogios en este foro. El cambio será posible si tengo confianza en 34 días. Política decente. El 28-M empezó el cambio. Triplicamos alcaldes en las ciudades españolas. En cuatro de cada diez ayuntamientos, gobiernos PP. Lo mejor para cada sitio. Sentido de Estado en Barcelona, Vitoria y Santiago de Compostela. El independentismo no condicionará mi gobierno. Hago y haré siempre lo mejor para el país, sin nada a cambio. Defenderemos el Estado de las Autonomías. En contra de la violencia machista. Un mensaje a derecha e izquierda.

Siguió leyendo: Centro reformista. Objetivo sin bandos. Trincheras para los que no tienen principios. El PP es partido de pensionistas, fiel a España y a la Constitución. Enfrente, coalición pero saldremos a flote. Desde la Moción de Censura, todo hecho a imagen y semejanza de Sánchez. La política no es para satisfacer egos. El único baluarte es la estabilidad con políticas coherentes.

Decálogo de objetivos para el comienzo de Gobierno: Menos ministros y los españoles pagarán menos. Contar la situación del país y el estado de cuentas públicas. Menos impuestos y bajada IRPF para rentas medias y bajas. Revisar leyes para recuperar delitos de sedición y aumentar penas por corrupción. Ley Orgánica para garantizar la independencia del CGPJ, jueces y fiscales. Lucha por la igualdad. Llamar a agentes sociales. Revisar una a una las leyes en las que el voto Bildu fue decisivo. Convocatoria de conferencia de Presidentes para asuntos comunes. La Presidencia española de la UE será cuestión de Estado.

Tras avance del programa electoral, desmanes sanchistas y preguntas: El principal pecado del sanchismo ha sido dividir la sociedad. PIB a la baja. Deuda pública al alza. Déficit diez veces más que el portugués. Unir, puentes y decir la verdad. Datos adversos. 40.000 millones para pagar deuda anual. No hay soluciones mágicas, cambio tranquilo. 

Después, más temas: Fortalecer el Estado de Derecho. Que la España real sea la normal. Pacto a tres bandas en el ayuntamiento de Barcelona. El PSOE dejo la cuestión de Estado para el PSC. Logramos un gobierno socialista sin Colau ni independentistas. Trías habló de oferta para compartir la alcaldía. En Vitoria y diputaciones, pactos PNV-PSOE sin contar con el PP. A pesar del PNV y su soberbia, evitamos a Bildu ¿Coalición PP-PSOE tras 23-J para evitar VOX?: El PSOE no ha dado un ayuntamiento al PP aunque hayamos ganado. En Galicia ganamos en siete ciudades y gobernaremos una. El PSOE pacta con cualquiera, excepto con PP.

‘Avanzará’, se oyó entre la prensa. Avanzó. Notición: Si el PSOE cambia de secretario general sería posible; con éste, sus actos y su biografía, no.

Después, ayudo en la caída: En la ley Sí es sí, de Montero, no hubo discrepancias, Sánchez dijo que era su ley. El PP vio que era una aberración jurídica y ante la rotura del gobierno salió al rescate. Sánchez votó e, impropio de presidente, luego no fue al Congreso. Todo está escrito. Atronadoras las mentiras que cuentan. La que usa 16 partidos dijo que Montero ha sido mujer importante; ahora la tacha de arribista y la manda al exilio. Quiere ser presidenta. En mi gobierno no se aprobará nada en contra de informes del Consejo de Estado. El veto a Montero acredita el cainismo del populismo y el interés de los políticos que medran a costa de quienes les ayudan. Que no estén al frente del gobierno porque lo pagaremos. Tengo equipo económico, pero hoy no lo diré. Lo nombraré y cesaré yo. Me pierdo en encuestas. Dicen que el PP ganará y que la mayoría de españoles no quieren que siga Sánchez. En disposición de ganar, vamos a trabajar para ello. La humildad como eje, si los españoles quieren cambio. Si se dice que los fondos peligran con el PP, no es de recibo. En el año 96, encontramos un billón de pesetas de deuda en la S.S. y en tres años y medio, devaluando, con crédito para pago de funcionarios y sin cumplir para entrar en Europa, lo logramos. Hablar de eso es un intento de chantaje a españoles. Los fondos se usarán con rigor, y con comunidades autónomas a las que no se les ha explicado nada. Somos una de las naciones con menor transparencia, dice Europa ¿Debate?: Hasta hoy no sabremos qué partidos se presentan. Las urgencias del socialismo no son nuestras. Advierto que Sánchez tendrá menos dificultades para debatir que para hablar en público. Cuando sepamos quien está, veremos. Lo que exige Sánchez define su doble moral. Nos comprometernos para legislar cómo serán los debates electorales. Consumo de gas ruso. Energías renovables. Nunca se ha comprado más gas a Rusia, que ha invadido a un país amigo. Los franceses, portugueses y marroquíes han hecho negocio a costa nuestra. Poder adquisitivo, actividad y sostenibilidad de pensiones. No milongas. Nos presentamos con la misma humildad y determinación con la que vamos a seguir trabajando con independencia del resultado electoral. Casi hora y cuarto.

Al salir, una mujer avisó de lo que, en su caída, pudiera hacer Pedro Sanchez. La tranquilizó un compañero periodista: De momento, ahora Feijóo, con acento en la primera o. 


Más artículos del  mismo autor: