22.4 C
Guadalajara
11 julio 2024
InicioOpiniónJOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Gobierno de adición y adicción

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Gobierno de adición y adicción

Adicción, para la OMS, enfermedad que crea dependencia hacia una actividad y relación con el Poder. Y Adición, que tiene el efecto de añadir y en matemáticas define la operación de sumar. Ambas, para Sánchez y Yolanda Díaz.

-

Una o dos ces. Adición es la acción y efecto de añadir; en matemáticas define la operación de sumar. Adicción, para la OMS, es una enfermedad física y psicoemocional que crea dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación; se caracteriza por signos y síntomas, con factores biológicos, genéticos, psicológicos y sociales. Con la investidura de Sánchez, un candidato besado, hay formas para entrar en el asunto. Sobre todo si quien besa vicepreside su gobierno: Besos entre sexos distintos, que provocan controversia con el de Rubiales-Jenni, versión pico. Besos sin seso, para telediario, con sobo en mejillas, cuello, orejas, espalda y nuca. Besos, impuestos o amañados, con versión doble por el género: a lo tonto-tonta, listo-lista. Y lo que asoma en traducciones y diminutivos que hay en este asunto: Pedro, Pere, Kepa en castellano, catalán o euskera. Pedry, Pedrí, Yoly y Yolí, atónos o no, para usar o colar amores, cariños, celos, tirrias y escozores.

          Anotado lo anterior, conviene entrar en el pacto PSOE-SUMAR, con Podemos enterado o ignorante. A la postre, parto Pedro Sánchez-Yolanda Diaz. Alumbrado cuando fuera, dicen que acordado en la madrugada, hay que ver papeles para saber cómo, según una expresión rural, cazan los perricos. 48 folios. Con sustancia en unos casos y sin ella en otros. Trampas y gazapos, no sólo dialécticos. De rondón. Diferencias reales, supuestas e impostadas. Ideologías empañadas y empeñadas, pero a pachas. Estabilidad del Estado amenazada por una amnistía que puede rendir pleitesía a servidumbres.

Y el meollo, partido y escondido en partes ordenadas. Textual: 1 Una economía más moderna, al servicio de las personas y de un crecimiento justo o sostenible. 2 Más y mejores empleos con más derechos y mejores salarios. 3 Una agenda verde para garantizar la sostenibilidad de hoy y de mañana. 4 Una España que avanza en nuevos derechos sociales para un mayor bienestar. 5 Garantizar el derecho a la vivienda y transporte de calidad para todos y todas. 6 España un referente feminista. 7 Una España diversa y plural con más derechos y más libertades. 8 Una fiscalidad justa y adaptada a los retos del presente. Una administración más ágil y una política territorial más justa y eficaz. 10 Cultura para crecer en democracia. 11, Una España abierta al mundo y con voz propia en el escenario internacional.

          No es una carta a los Reyes Magos, ni un recado a republicanos. Leidos los folios, sin indulgencias para demócratas o autócratas, parece útil pasar del ánimo de los pactantes, Kepa y Yoly, y de lo que dicen, sin otra importancia que algo preelaborado para fines que no es momento de ver, y entrar en el orden que, la razón ayuda, se ha dispuesto: Economía. Empleo. Agenda verde. Derechos sociales. Vivienda y transporte. Feminismo. España plural. Fiscalidad. Administración. Cultura. Y en el mundo.

A bote pronto, el número es mejorable. Once divisiones que podrían ser seis si se hubieran definido temas e importancias; o a ampliarse a ciento nueve por motivos iguales. Sin parar en divisiones, son más importantes el orden y los   motivos. Como ejemplos: ¿Por qué la Agenda verde antecede a derechos sociales?, ¿Por qué el feminismo prima ante fiscalidad, Administración, España en el mundo y Cultura?. Las respuestas, que no agotan supuestos, cada una con premisas y razones, llevan a una conclusión estúpida: Se ha redactado así, a la hora en que haya sido y por quien lo haya hecho, sin un motivo conocido, confesable y razonable. El más suave, podría ser el azar, pero, es lógico, debe haber y hay más. Allá especulaciones y supuestos.

De momento, aunque no haya un porqué y dados los implicados, una opción, no única pero razonable, es la que sale de la biografía de los dos principales beneficiados. A la vez: Adicción, para la OMS, enfermedad que crea dependencia hacia una actividad y relación con el Poder. Y Adición, que tiene el efecto de añadir y en matemáticas define la operación de sumar. Ambas, para Sánchez y Yolanda Díaz.

En consecuencia, podemos estar en vísperas del gobierno de coalición PSOE-Pedro con SUMAR-Yolanda; y los independentistas catalanoeuskeras con otros. Pero lo que es seguro, se logre o no, es que con Sánchez, besado por su vicepresidenta en funciones, poco o mucho allá cada cuál con sus cadacuales, estamos a la expectativa de un gobierno de adición y adicción.


Más artículos del  mismo autor:

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / El oso y Pedro Sánchez

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Desayuno con la embajadora de Alemania en Madrid

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Más Madrid destapa el trampantojo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Revilla dice cosas

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Cerca del Congreso de los Diputados, tres hombres del PP hablaban bajito

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Putas, cocaína y diputados

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La alternativa económica del PP

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Lobato (PSOE) no huele a vainilla, aún

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / ¿Toda la izquierda contra la derecha? Madrid da claves..

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Chivo «esquilao»

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Para Ayuso, antes el PSOE que Más Madrid

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Canto del cisne en Ciudadanos

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Albares y Meloni

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Reyes Maroto, ministra “ata aquí”

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Los ministros no son monos aulladores

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Debate sobre el Estado de la Nación

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La AIReF y el futuro de España

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La OTAN, con churros y una bestia

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La lección de Andalucía

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Un pato cojo en la Moncloa

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Un final digno para Sánchez

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / “Ministro perejil”, como indicio

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Dos ministros deben salir del Gobierno

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Feijóo, cuatro estaciones

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Política con churros en “El Manolo”

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Ciudadanos desmadejado

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Con Feijóo puede que no baste

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Reaparece Soraya

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Finiquito al Gobierno Sánchez

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Fallida pinza a tres en el Congreso

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / En vanguardia, La Vanguardia

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Casado, en la picota

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Chistera y Vox en la sesión de control

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / El Pisuerga pasa por Valladolid

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Bofetada al Gobierno y a la banca

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / PP con morbo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Vox en familia, sólo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Bolaños, ministro de la Presidencia

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Autorretrato de la presidenta del Congreso de los Diputados

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Jersey gastado, como regalo de Reyes

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sindicalismo sin corbata en el Ritz

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Don Francisco Romero López, y Don

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Cayetana en el PP, políticamente indeseable

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / El PP, al trantrán

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Militancia PP, con pamplinas o sin ellas

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Un ministro en el espejo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Congreso PSOE-Sánchez, sin «g» ni «r»

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Guardias civiles el 12 de octubre

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Yolanda empieza por yo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Bajar a Madrid, al Ritz, desde unas zapatillas

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez, dueño y señor de vidas y haciendas

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Afganistán, Pedro Sánchez, Íñigo Errejón…

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Informaciones «Moncloa Palace»

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Marlaska y el M.A.L.

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Reventón del Gobierno

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Libertad, Código Penal, Fiscalía y ministros

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Judicialización política de un indulto

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Pablo Casado tendrá que gobernar

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez, Iglesias y Arrimadas, ¡a empinar chiringas!

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Balas en campaña

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Ministra con vocales fuertes y débiles

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / El intríngulis y Yolanda Díaz

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Pablo Iglesias y la regla oro de fiscal

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Idiotas en La Moncloa

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Doña Inés (arrimadas) de Murcia a Lavapiés

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / En el PP, tibios, triviales y flojos (o no)

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Urnas y runas en Cataluña

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Fondos europeos ante el Consejo de Estado, con el Gobierno al acecho

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Iceta, Darias, Don Tancredo y Tentetieso

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Crisis ministerial, no de Gobierno

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez, vicepresidente de su vicepresidente

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Populismos

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Discurso real 2020, un mosaico sustantivo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Pateras en Canarias, aviones a cualquier sitio y un señor de Albacete

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / PNV, Ortuzar y el tridente de Neptuno

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Traspasar a Pedro Sánchez

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Puñetazos en la mesa y codazos en el hígado

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Alarmas ante el proyecto de Ley de los Presupuestos

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La ministra de Hacienda, contra unos Presupuestos Generales del Estado de consenso

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Salvador Illa puede salir del Gobierno, por guapo

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Una trampa del Gobierno

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Cortejo PSOE-Casado ante Abascal e Iglesias

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Moción de censura como disculpa

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Confinados y confitados en Madrid

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Pregunta sin respuesta sobre el futuro

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez y Díaz Ayuso “ab urbe condita”

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La Operación Kitchen, retrato de cuerpo entero del PP

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Clan Neguri, relevo en BBVA, alboroto en ABC y una fusión

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / El posado de Irene Montero

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Ciscar políticos

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez en Bruselas: Papel o papelón

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Rescate europeo y madriguera de conejos

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez e Iglesias, “tanto monta”, sin pollos

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Los calzoncillos de Iglesias en el Gobierno de Sánchez

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Una ministra de Hacienda sin cometa

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Marlaska y la cabra de la Legión

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / La volatilización de Pablo Iglesias

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Alarmas en el estado de alarma

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Cuchipanda de ministras y ministros

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Un ministro agarrado al micro

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Gobierno, no panda moñas

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Sánchez y su Gobierno deben responder

JOSÉ LUIS HERAS CELEMÍN / Pedro Jota, un periodista metido a empresario