0 C
Guadalajara
3 marzo 2024
InicioSociedad‘Free to play’, bonificaciones y otros conceptos clave para entender los juegos...

‘Free to play’, bonificaciones y otros conceptos clave para entender los juegos digitales actuales

-

Jugar en línea se ha convertido, no solo para una generación, sino para un amplio sector de la población, en uno de los pasatiempos favoritos. Las opciones de entretenimiento que están disponibles en nuestras pantallas en la actualidad poco tienen que ver con aquellas del pasado. Y si ha cambiado, en parte, la forma de presentar los títulos y el modo de juego, también lo han hecho su funcionamiento y nomenclatura. A continuación, repasaremos algunos de los conceptos que explican la situación actual de este sector.

Las bonificaciones propias del casino online

Las bonificaciones, también conocidas como promociones en forma de bonos, son propias de tiempos pasados, pero han sabido adaptarse a las demandas actuales. Según las acciones que realice el jugador, se pueden obtener una serie de ventajas diferentes. Estas suelen premiar, en la mayoría de las ocasiones, la fidelidad de aquellos internautas más asiduos o los que se inician en la actividad por primera vez. Muchas de estas opciones son periódicas, hasta incluso diarias o semanales.

En los salones de juego virtuales, encontramos los bonos sin depósito casino, que pueden aparecer de diferentes maneras. Ejemplo de ello son las tiradas gratuitas en pasatiempos como las tragamonedas online, el dinero fijado para realizar una apuesta o fichas gratis para prácticas como la ruleta o el blackjack. La gran mayoría de estas opciones, aunque se suelen mostrar de forma recurrente en muchos mercados y países, tienen por costumbre ir ligadas a un tiempo limitado de activación.

‘Free-to-play’: ¿sinónimo de videojuego gratuito?

El concepto ‘Free-to-play’ ha ido ganando terreno en los últimos años gracias al gran crecimiento de la industria gamer en todo el mundo. Se trata de un videojuego que permite a sus usuarios acceder a todo o a una parte importante del contenido de forma gratuita y sin tener que abonar ninguna cantidad. Esta opción, que contrasta con como tradicionalmente se han consumido los títulos de videoconsola, se explica por la consolidación de las aplicaciones para celulares que se encuentran en las tiendas virtuales.

Otros conceptos vinculados a esta modalidad de entretenimiento guardan relación con el tipo de modelo de negocio. ‘Freemium’ que, como su nombre indica, mezcla los contenidos premium y la gratuidad, hace que parte del contenido se deba conseguir mediante microtransacciones, pequeñas cantidades económicas que se van pagando o, en su defecto, invirtiendo una cantidad de tiempo importante. Ejemplo de ello es Fortnite, lanzado hace algo más de un lustro, y que lanzó a la fama esta manera de hacer.

No solamente ha nacido el ‘free-to-play’ en la actualidad, sino que hay otras nomenclaturas anglosajonas más específicas que ponen etiquetas según las características de este tipo de juegos. ‘Pay-to-win’ reclama un micropago para tener una ventaja respecto al resto de jugadores, mientras que el ‘pay-to-fast’ lo hace para avanzar más rápido en la historia y alcanzar antes los objetivos. Ambas opciones se encuentran con mucha normalidad en League of Legends o Clash of Clans, mundialmente conocidos.

El streaming, principal vía de emisión

El streaming, la tecnología que permite la emisión de contenidos en formato vídeo o audio de consumo inmediato y sin necesidad de descarga, también ha entrado con fuerza en el mundo del juego. Es una de las opciones favoritas para los referentes de la industria para retransmitir sus partidas y progresos. Así nacieron los deportes electrónicos, con audiencias millonarias por todo el mundo, y sitios web como Twitch, considerado como uno de los pioneros; o YouTube, la tradicional plataforma audiovisual.

Más allá de ser una manera de llegar al público, este avance digital también juega un rol importante en el ahorro de espacio de las consolas. Son muchos los juegos que se encuentran disponibles en la nube, sin necesidad de descarga o de introducir un CD, y con un solo clic se conecta con el servidor. Para ello, es necesario tener una óptima e ininterrumpida conexión a internet y son casos referencia, ambos de suscripción, Xbox Cloud Gaming, de Microsoft; y PlayStation Now, de Sony.