Llenar el depósito del coche sigue oscilando entre lo temerario y lo imposible, aunque en cualquier caso lo seguro es que resultará doloroso para el bolsillo. Así ocurre incluso en este primer día de abril, cuando se empieza a aplicar el anunciado descuento de 20 céntimos por litro.

Desde este viernes, 1 de abril, y hasta el próximo 30 de junio, las gasolineras están obligadas a aplicar una bonificación «mínima» de 20 céntimos por litro de combustible, de la que el Estado asumirá 15 céntimos y las petroleras un mínimo de 5 céntimos.

Sobre ello, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) dice haber puesto en marcha un sistema de vigilancia para evitar que las gasolineras alteren los precios y se «aprovechen» de las bonificaciones a los carburantes.

Quienes lo intenten por Guadalajara se encontrarán con el siguiente panorama, en cuanto a los surtideros menos gravosos.

Así, en lo tocante al diésel normal, los mejores precios son los siguientes:

Y por lo que respecta a la gasolina de 95, la búsqueda da los siguientes resultados en las gasolineras de la capital alcarreña:

¿Cuánto costaba llenar el depósito hace sólo mes y medio?

Como los lectores de LA CRÓNICA quizá recuerden, no es esta la primera vez en que el diario ofrece los precios más ajustados, con la ayuda de un comparador de precios, y si nos remontamos a sólo hace mes y medio, la diferencia es estremecedora.

El 14 de febrero la inquietud era ya notable por el aumento de los precios. Aquel día, las gasolineras más baratas de la provincia de Guadalajara se encontraban en Azuqueca de Henares y Alovera, tanto para el diésel como para la gasolina 95. Ahora, todas se concentran en la capital. Lo peor es la diferencia de precios. El anunciado «descuento» de 20 céntimos no enjuga ni remotamente el incremento sufrido siquiera en las últimas semanas.

En el gasóleo, hace mes y medio era posible encontrar bastantes surtidores a 1,309 euros el litro, cuando ahora no baja de 1,757. Otra diferencia es que hace apenas seis semanas la gasolina todavía era más cara que el diésel: entonces no bajaba de 1,409 y ahora no lo hace 1,767 aunque ha llegado ser mucho peor.

Dicho de otro modo, en mes y medio y en Guadalajara, el diésel ha subido un 34%, con un incremento de 45 céntimos, si tomamos como referencia los precios más bajos posibles. Para la gasolina de 95, el aumento ha sido de 36 céntimos desde el 14 de febrero, lo que supone un 25 por ciento más que entonces.

Toda España, en un sinvivir por el precio del combustible

El precio medio de los combustibles ha subido esta semana, como cualquiera puede apreciar, tras la breve tregua de la anterior. Como apuntábamos, el precio medio del diésel, producto del que Rusia es uno de los principales exportadores, ha superado por primera vez desde finales de 2011 al de la gasolina y ha marcado un nuevo récord histórico.

En concreto, el precio medio del litro de gasolina en España ha subido hasta los 1,818 euros, lo que supone un incremento del 0,28% frente a la semana pasada, mientras que en el caso del diésel se ha situado en 1,837 euros y la subida es del 2,26%, según los datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea.

De este modo, en lo que va de año el diésel acumula un encarecimiento del 36,29%, mientras que la gasolina ha repuntado un 22,97%.

El precio de los carburantes dio una tregua a finales de 2021, cuando encadenó hasta cinco semanas de caídas, y la semana pasada, desde comienzos de este año, fue la primera en la que frenó su escalada. Sin embargo, ya han vuelto a subir.

¿Por qué suben la gasolina y el gasóleo?

El precio de los carburantes depende de múltiples factores, como su cotización específica (independiente de la del petróleo), la evolución del crudo, los impuestos, el coste de la materia prima y de la logística y los márgenes brutos.

De este modo, la evolución en la cotización del crudo no se traslada directamente a los precios de la gasolina, sino que lo hace con un cierto rertraso. Es el fenómeno conocido como ‘efecto pluma’ (tardanza de los precios en bajar) y ‘efecto cohete’ (rapidez de los precios en subir) y del que cualquier consumidor puede dar buena cuenta.

En cuanto a que el precio del diésel haya superado al de la gasolina, uno de los principales factores está ligado a la guerra en Ucrania. El suministro de diésel a Europa depende mucho de Rusia y los flujos desde allí continúan, pero no con el mismo ritmo que antes, por lo que expertos del sector prevén un encarecimiento de este combustible.

100 euros por llenar el depósito

Así, llenar un depósito medio de gasolina de 55 litros cuesta ahora en torno a 100,1 euros, unos 27,5 euros más que hace un año, mientras que en el caso de repostar con gasóleo asciende a unos 101,2 euros, unos 36,3 euros más que en la misma semana de 2021.

Con esta nueva subida en el precio de los carburantes, el llenado del depósito esta semana es un 37,88% más caro que hace un año para el caso de la gasolina y un 55,93% superior en el caso del gasóleo.

Más información: