Antiguas luminarias del polideportivo
Interior del polideportivo "San José".

La Diputación de Guadalajara está aprovechando el cierre temporal del polideportivo San José, como consecuencia de las medidas establecidas para luchar contra la pandemia del COVID-19, para renovar los sistemas de iluminación de la pista deportiva central y del frontón.

Con una inversión de 37.010,40 euros, el objetivo fundamental de esta actuación es mejorar la eficiencia energética de la instalación, garantizando las condiciones necesarias para la correcta prestación de todas las actividades que tienen lugar en el recinto deportivo.

El coste de la luz, a la mitad

Se estima que los nuevos sistemas de iluminación reducirán el consumo eléctrico prácticamente a la mitad y, con ello, la inversión realizada ahora estará amortizada en un plazo de entre dos y tres años, dependiendo de cuándo se retome la actividad normal en el polideportivo.

Además de la sustitución de luminarias antiguas por otras nuevas, “más modernas y eficientes” según aseguran desde la Diputación, la inversión incluye el acondicionamiento de todas las líneas, cableados y cuadros existentes para la distribución del alumbrado.

Los entrenamientos, a un tercio de potencia

Asimismo, la pista central del pabellón polideportivo estará dotada de un sistema de regulación para doble nivel de alumbrado, que adaptará la intensidad lumínica en función de si se desarrolla un entrenamiento o una competición. Tanto en la cancha central como en el frontón, el nuevo sistema de alumbrado cumplirá la legislación vigente para permitir la retransmisión televisiva de eventos deportivos, tanto en niveles de iluminación como en color de la luz o niveles de deslumbramiento.

En la pista deportiva del pabellón central se van a sustituir los 80 focos actuales de 400 watios, que se consideran obsoletos y sufren una gran cantidad de averías, por 61 proyectores LED de 250 watios, que a nivel de entrenamiento tendrán una regulación de 75 watios. Además del ahorro en potencia eléctrica, se evitarán los sobrecostes de mantenimiento de la instalación derivados del gran número de averías que se producen actualmente.

En el caso del frontón, actualmente tiene 36 focos del 400 watios, que están siendo retirados para sustituirlos por 35 proyectores de 250 watios. También se sustituirá la línea de alimentación a los proyectores. Con las nuevas luminarias, el consumo energético se reducirá aproximadamente a la mitad en las competiciones deportivas, mientras que en los entrenamientos el ahorro de electricidad llegará prácticamente al 80% respecto a los consumos con el sistema actual.