Acceso a la Residencia de Los Olmos por la Avenida de Castilla. (Foto: La Crónic@)
Acceso a la Residencia de Los Olmos por la Avenida de Castilla. (Foto: La Crónic@)

Aún no hay proyecto técnico, pero la idea política sigue firme. Como ya se reiteró hace meses, desde la Junta de Comunidades están convencidos de que el edificio de la Residencia “Los Olmos”, entre la Avenida de Castilla y la calle Sigüenza, no vale para el propósito que ha sido su razón de ser desde hace cuatro décadas: atender a los ancianos que viven allí y, en paralelo, servir como Centro de Día para los usuarios externos, que se acercan a pie desde esta populosa zona de la capital. Llevan años anunciándolo, puesto que incluso lo hizo Alberto Rojo cuando era delegado de la Junta y no alcalde de Guadalajara.

La administración regional ha proclamado este miércoles que ya hay dinero, exactamente 789.910, para licitar la redacción del proyecto de una nueva residencia, que aprovechará parte de las instalaciones de lo que en su día fue Hospital Provincial, al final de la calle Madrid. Esas deterioradas instalaciones, anexas al edificio del aún reciente Instituto de Enfermedades Neurológicas, requerirán de una cuantiosa inversión para alojar no sólo a los 80 residentes actuales de “Los Olmos” sino a los 120 que prometen que allí cabrán, como uno de los argumentos más persistentes para el traslado.

Lateral de la residencia "Los Olmos", en Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Lateral de la residencia “Los Olmos”, en Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

Un edificio “tardofranquista”

La residencia de mayores “Los Olmos” fue construida en 1975 en lo que por entonces se llamaba Avenida de Carrero Blanco y a cuenta del Estado, puesto que aún faltaba más de un lustro para que naciera como tal la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

Desde la Junta de Comunidades estiman que “el avance hacia nuevos modelos de atención asistencial confronta con la tipología constructiva de un edificio con más de cuarenta años de existencia”. Eso sería razón suficiente para trasladar la residencia entera a otro edificio “más acorde”. Creen los responsables regionales que la nueva ubicación es mejor “tanto por sus características arquitectónicas como por el entorno en el que se encuentra”. Para el ya citado Robles, “además de permitirnos recuperar un edificio histórico de la capital que se encuentra actualmente en desuso, le otorgamos una nueva e importante función social”.

Atención centrada en la persona

La frase mágica del nuevo proyecto es la ´Atención Centrada en la Persona´, que es el criterio bajo el que aseguran se van a construir las nuevas instalaciones. Desde la propia Junta de Comunidades explican de un modo bastante ampuloso que “este modelo profesionalizado pretende cuidar apoyando a las personas, permitiendo que éstas puedan seguir teniendo el control de su entorno, de los cuidados que reciben y de su vida cotidiana, desarrollando sus capacidades y donde el entorno y la provisión de apoyos ejercen un papel fundamental. Ello supone que no son las personas quienes deben adaptarse a los centros y servicios, sino lo contrario: los centros y servicios son los que se adaptan a las personas para respetar así la individualidad y la singularidad de cada uno de los usuarios”.

Con ese objetivo, anuncian que el nuevo centro se organizará en las denominadas unidades de convivencia, concebidas como espacios en los que convive un grupo de personas mayores a quienes se proporcionan los apoyos que precisan para el desarrollo de su vida cotidiana.

Visto en el Consejo de Gobierno

La consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, ha sido la que ha recuperado públicamente este asunto. La también portavoz del Gobierno de García-Page ha destacado que este proyecto da respuesta a “una necesidad plenamente justificada”, por lo que el Gobierno regional está trabajando “para que en un futuro no muy lejano esta infraestructura se convierta en una realidad”.

Hasta ahora, el primer paso firme se ha dado en el Consejo de Gobierno de este martes, que ha autorizado un gasto por importe de 789.910 euros para la licitación del contrato de servicios de la redacción del proyecto básico y de ejecución, la redacción del estudio de seguridad y salud, la dirección de obra, la dirección de la ejecución de la obra y la coordinación de seguridad y salud de las nuevas dependencias.

La consejera ha recordado que se trata de un proyecto que tiene por objeto “sustituir unas instalaciones obsoletas y mejorar la calidad de vida de las personas que allí residen”. Eusebio Robles, delegado de la Junta en Guadalajara, considera que “con este trámite el Gobierno de Castilla-La Mancha avanza en su objetivo de dotar a Guadalajara de un nuevo y moderno centro sociosanitario que permita mejorar la atención social que se presta a las personas mayores. Con este proyecto cumplimos un doble objetivo: ampliar de manera importante el número de plazas residenciales de carácter público con el que contará la ciudad y la provincia de Guadalajara y apostar por la excelencia en la calidad en la atención social a las personas mayores con un modelo vanguardista que propicia la autonomía personal y brinda una mayor calidad de vida a nuestros mayores”.

 

Araceli, de 96 años, que fue la primera mujer en vacunarse contra la Covid-19 en España, ofrece declaraciones a los medios de comunicación tras recibir la segunda dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech, en la residencia de mayores Los Olmos de Guadalajara. (Foto: Rafael Martín / EP)

Más información: