Las agresiones sexuales con penetración cometidas en Castilla-La Mancha alcanzaron las 52 en 2018, 18 más que en 2017, periodo en el que se produjeron 34, según los datos publicados por el Ministerio del Interior.

La situación es diferente en la provincia de Guadalajara para este delito concreto, ya que hubo constancia de 4 violaciones frente a las 7 registradas en 2017. La variación fue también grande en las dos mayores poblaciones: mientras que en la capital en 2018 hubo 2 casos frente a 1 en 2017, el descenso fue mayor en Azuqueca de Henares, al pasar de las 3 violaciones habidas entonces a 1 en el año pasado.

Más delitos contra la libertad sexual
Sin embargo, donde coinciden en la tendencia a empeorar ambas localidades y, por tanto, la provincia en su conjunto es en lo relativo al resto de delitos contra la libertad y la identidad sexual, que en el total provincial han crecido un 21 por ciento, hasta alcanzar las 64 denuncias. En la capital, el incremento ha sido de un 15 por ciento, hasta los 23 casos, mientras que en Azuqueca la cosa es más preocupante, al haber pasado de 4 a 11 denuncias.