Barra en la plaza de San Esteban, ya instalada antes del mediodía del 24 de diciembre de 2021, bajo la ligera lluvia de toda esa mañana. (Foto: La Crónic@)
Barra en la plaza de San Esteban, ya instalada antes del mediodía del 24 de diciembre de 2021, bajo la ligera lluvia de toda esa mañana. (Foto: La Cró[email protected])

El mismo día en que toda España estaba sometida de forma oficial a la obligación de llevar mascarilla de forma permanente, también en la calle, muchos miles de guadalajareños estaban llamados a los vermús del día de Nochebuena. Los más previsores hace ya semanas que reservaron mesa en el interior de bares y restaurantes, por si las inclemencias del tiempo no permitían disfrutar con los amigos en el exterior. ¿Lloverá? ¿No lloverá?

Según la previsión de eltiempo.es, llover lo que se dice llover no se esperaba que sucediera sobre la capital alcarreña salvo, quizá, hacia las cuatro de la tarde. Pero sí que lo hizo antes, de forma insistentemente molesta, reduciendo la presencia de asistentes sobre lo esperado. Aun así, a media tarde se llegaran a producir concentraciones reseñables, con los participantes sin mascarillas, consumición en mano.

Más agua de las mangueras que de las nubes

El 24 de diciembre de 2021 ya había venido acompañado desde el amanecer por una llovizna intermitente en Guadalajara, que no ha impedido que las brigadas de limpieza de la contrata del Ayuntamiento hayan cumplido su plan por las plazas y las calles más significativas, preparándolas para este evento.

Así, a manguerazos se ha limpiado lo que previsiblemente se manchará durante las siguientes horas, del mismo modo que se han repartido un buen surtido de contenedores de basura para no tener que arrojar necesariamente al suelo los vasos de plástico.

Urinarios en la Calle Mayor de Guadalajara, el 24 de diciembre de 2021. (Foto: La Crónic@)
Urinarios en la Calle Mayor de Guadalajara, el 24 de diciembre de 2021. (Foto: La Cró[email protected])

Asimismo, para los más incontinentes, el Ayuntamiento ha vuelto a instalar este año urinarios químicos, portátiles y bien visibles, con la intención de disuadir del uso de portales y esquinas para ese tan apremiante propósito.

Barra en la plaza de Prim, uno de los puntos neurálgicos de los vermús navideños de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Barra en la plaza de Prim, uno de los puntos neurálgicos de los vermús navideños de Guadalajara. La imagen es de las 12 de la mañana. (Foto: La Cró[email protected])

Barras por toda la ciudad

La treintena de establecimientos que habían solicitado semanas atrás la instalación de barras en la calle lo tenían claro desde hace tiempo. Aun así, no ha sido hasta la víspera cuando la concejala Sara Simón lo ratificaba, en línea con lo que ya recogió LA CRÓNICA hace un mes.

Sus declaraciones llegaban horas después de que Pedro Sánchez y los presidentes regionales decidieran no hacer nada nuevo frente a la pandemia más allá de recordar que las mascarillas hay que usarlas también en la calle cuando no hay metro y medio de distancia.

Más información: