Magdalena Valerio, junto al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en una reunión del Pacto de toledo en marzo de 2020.
Magdalena Valerio, junto al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en una reunión del Pacto de Toledo en marzo de 2020. (Foto: EP)

Aunque ya hayan pasado muchos meses desde que, a comienzos de año, dejó de ser ministra, Magdalena Valerio sigue teniendo un papel relevante en Madrid, con incidencia directa en las vidas de muchos millones de españoles.

La diputada por Guadalajara es la presidenta de la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo y su papel en los próximos meses va a ser crucial para poder reformar con acierto las pensiones. El sistema está en riesgo de quiebra, como se viene alertando desde hace lustros.

La Comisión del Pacto de Toledo se reúne este lunes con los sindicatos CC.OO. y UGT y con las patronales CEOE y Cepyme. También está prevista para el miércoles la comparecencia del ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

El PSOE no quiere demorar la renovación del Pacto y mantener un alto ritmo de reuniones durante septiembre. Casi todo se centra ahora en las partidas que deben traspasarse de la Seguridad Social a los Presupuestos Generales del Estado. Se pretende así descargar el déficit del sistema público de pensiones y compensar gastos que históricamente venía asumiendo, de forma impropia incluso.

Más información: