Plaza Mayor de Marchamalo.

La Delegación Provincial de Sanidad de Guadalajara ha prorrogado otros 14 días las medidas especiales que vienen rigiendo en Azuqueca de Henares y Marchamalo. El pasado 23 de agosto se implantaban esas medidas especiales debido a que ambas localidades se encontraban en un escenario de transmisión comunitaria. Según se dijo en su día, esta segunda prórroga sería la última que se contemplaba antes de plantear otro tipo de medidas.

En el caso concreto de Azuqueca, la evolución positiva de contagios facilita, pese a la prórroga de las medidas especiales, flexibilizar algunas de ellas con respecto a los últimos días. Se permite la apertura de cines, teatros y bibliotecas al 50 por ciento de su aforo, se flexibilizan aforos en bares, restaurantes y establecimientos de hostelería y se podrían celebrar eventos taurinos.

Tan en Azuqueca de Henares como en Marchamalo se continúa con el cierre de hogares de jubilados y centros colectivos de sociedades recreativas y culturales. En bares, restaurantes y establecimientos de hostelería similares, el aforo está reducido al 50 por ciento del máximo que tuvieran establecido previamente para consumo en el interior del local.

Las terrazas de bares y restaurantes mantienen su aforo en ambas localidades al 75 por ciento del máximo que tuvieran establecido previamente, con el resto de medidas establecidas en la normativa en cuanto a distancias de seguridad y agrupación.

Sin mercadillos

Continúa la suspensión cautelar de la actividad en los Centros de Día y Servicios de Estancias Diurnas, la supresión de visitas sociales en Residencias de Mayores, Viviendas Tuteladas de Mayores y Centros Sociosanitarios. La entrada en estos centros de personas ajenas a los mismos se limita “a lo estrictamente necesario”.

No se permiten salidas de los residentes de estos centros sociosanitarios, salvo razones de fuerza mayor. Al reingreso deberán permanecer en cuarentena durante 14 días, con realización de PCR al principio y final de este período.

Todas las celebraciones religiosas tienen limitado el aforo en Azuqueca y Marchamalo al 50 por ciento de su capacidad habitual, y siempre que se mantengan las medidas de distanciamiento interpersonal.

Asimismo, se recomienda la restricción del número de personas en velatorios y cortejos fúnebres a un máximo de 10. Continúa la restricción del número de personas en eventos sociales tales como bodas y bautizos a un máximo de 25.

Se alarga la suspensión de mercadillos y mercados al aire libre. Los supermercados y centros comerciales tienen limitado su aforo al 50 por ciento, manteniendo las mismas condiciones de higiene previstas para el pequeño comercio.

Más información: