Estado de las obras del centro de salud de Azuqueca de Henares, en mayo de 2018.
Estado de las obras del centro de salud de Azuqueca de Henares, en mayo de 2018.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla-La Mancha celebrado esta semana ha autorizado un gasto de 262.246 euros a la empresa pública Tragsa. Con ese dinero debería poder finalizar el centro de Salud de Azuqueca de Henares, paralizado desde junio de 2019 al declararse la adjudicataria en suspensión de pagos. Entonces, los trabajos estaban ejecutados en un 90 por ciento.

Esta inversión, ha defendido Blanca Fernández en rueda de prensa, servirá para dar a esta infraestructura sanitaria, sometida a diversas vicisitudes, el “espaldarazo definitivo” para que pueda ser una realidad en seis meses. En 2015 se daba por hecho que estaría terminado antes del final de aquella legislatura.

Según la portavoz del Ejecutivo, el objetivo es que estas nuevas instalaciones, que van a permitir desdoblar en dos áreas de salud las 50.000 tarjetas sanitarias que se atienden en Azuqueca, estén finalizadas “cuanto antes” y dar más posibilidades al Centro de Especialidades, Tratamiento y Diagnóstico de esta localidad.

Más información: