Uno de los patios más antiguos del cementerio de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

El incremento puntual de la demanda en los servicios de cementerio, a consecuencia de la emergencia sanitaria del COVID-19, ha llevado al Ayuntamiento de Guadalajara a iniciar un procedimiento de urgencia para la construcción de 44 nuevas sepulturas en el patio 7 del recinto municipal.

El alcalde, Alberto Rojo, ya ha firmado el decreto para que los trabajos, presupuestados en 48.259,91 euros, puedan iniciarse de inmediato con el objetivo de que las nuevas sepulturas estén listas lo antes posible, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El responsable de Urbanismo, Rafael Pérez Borda, coordina los aspectos relacionados con el proyecto, que contempla la construcción de dos hileras de veintidós sepulturas para tres cuerpos, en los terrenos del patio número siete, que dan continuación a la última ampliación llevada a cabo.

Entierros también por la tarde

Además, el Ayuntamiento ya ha llevado a cabo una reorganización del personal, con cinco operarios más disponibles, con el objetivo de que en los próximos días las inhumaciones puedan llevarse a cabo tanto en horario de mañana como en horario de tarde. En estos momentos se realizan enterramientos en la ciudad de lunes a domingo, pero solo por las mañanas.

El decreto del estado de alarma recoge medidas excepcionales relacionadas con la celebración de velatorios o con la asistencia de familiares y personas cercanas a los entierros, que nunca podrán exceder a las diez personas.