Sonsoles Rico, en su rueda de prensa.
Sonsoles Rico, en una rueda de prensa.

En Guadalajara, Sonsoles Rico, responsable de Igualdad en la provincia, ha precisado que en los 9 centros de su territorio se ha prestado atención a 2.570 mujeres y se atendieron 13.065 consultas a lo largo de este año.

De este total, 436 mujeres fueron atendidas por casos de violencia de género, lo que supone un 16,96 por ciento, y se registraron 1.390 consultas relacionadas con violencia, un 10,63 por ciento del total de las consultas efectuadas.

La delegada de Igualdad también se ha referido al significativo incremento de las llamadas al 900 100 914 durante los meses de confinamiento.

Hasta el 31 de octubre se produjeron en la provincia de Guadalajara 827 llamadas, registrándose un importante incremento entre los meses de marzo a mayo.

Rico también ha tenido un recuerdo para las víctimas de la violencia machista, “mujeres asesinadas que no son una estadística, mujeres con nombres y apellidos, con sueños, ilusiones y toda una vida por delante”.

Por último, la delegada de Igualdad ha lanzado un mensaje a la ciudadanía, expresando que “si educamos en igualdad, la violencia de género será eliminada poco a poco” y ha recordado que “la violencia contra las mujeres es un problema estructural, es un problema de la sociedad y no de puertas hacia dentro de cada casa”.

Balance regional

La consejera de Igualdad del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha hecho balance de datos de la atención realizada en recursos de la Junta para víctimas de violencia de género y sus hijos, apuntando que en lo que va de año ya son 263 mujeres y 221 menores los que de manera directa o indirecta han sufrido este tipo de violencia estructural.

Este lunes, en el transcurso del acto de presentación de un cupón de la ONCE, Fernández ha señalado que esta cifra eleva el total de mujeres atendidas en los últimos 20 años a 7.108 mujeres y 8.070 menores, ha informado la Junta en nota de prensa.

Un dato “escalofriante” que marca la pauta de la gran cantidad de mujeres y sus familias que han tenido que abandonar sus hogares ante este problema por no tener red familiar.