Sede de la Consejería de Sanidad, en Toledo.
Sede de la Consejería de Sanidad, en Toledo.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha afirmado este miércoles que su gobierno no se va a plantear «ni esta tarde ni en el corto espacio de tiempo» una modificación de la normativa que regula las restricciones por el COVID-19 porque «somos coherentes».

«Exigimos sacrificios en la misma medida en que son necesarios, pero en ningún caso por cubrir el expediente o por aparentar políticamente», ha indicado García-Page. Tras avanzar que Castilla-La Mancha ha vuelto a registrar cero fallecidos en las últimas 24 horas, el presidente socialista ha abundado en que su Ejecutivo está aplicando lo mismo que hizo desde el primer día.

Así, ha presumido de que la región ha contratado más rastreadores que nadie y ha gastado más dinero público que nadie en Castilla-La Mancha por el COVID, y todas esas medidas –ha subrayado– «se traducen en unos datos que son importantes hoy y que lo van a ser mañana y pasado mañana porque hasta que no haya un tratamiento eficaz sobre el COVID vamos a tener que estar en un proceso de vacunación y de inmunización permanente», ha reconocido García-Page.

«Vamos tres semanas por delante de la media en vacunación», ha aplaudido el presidente regional, quien ha destacado que en Castilla-La Mancha el 75 por ciento de las personas mayores de 40 años está inmunizada con pauta completa. «Eso explica muchas cosas», ha dicho.

La portavoz ha insistido en la misma línea

La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha asegurado que la región «no tiene necesidad» de implementar restricciones por la COVID ya que los datos de hospitalizados tanto en cama como en UCI «están por debajo de la mitad que la media nacional».

Durante una rueda de prensa este miércoles, la consejera ha asegurado que el territorio castellanomanchego en estos momentos «tiene la incidencia más baja de toda España».

«Es verdad que está en crecimiento, pero ese incremento de la incidencia no se corresponde con un aumento proporcional ni de hospitalizaciones ni de personas en UCI».

Fernández ha desgranado que de todas las camas hospitalarias que hay en Castilla-La Mancha, «sólo el 1,5% la ocupan enfermos de COVID, y de los puestos en UCI, sólo el 0,75%, lo que es la mitad que la media nacional».

Además, sobre la incidencia acumulada a 14 días, la consejera portavoz ha detallado que la comunidad tiene 127 casos por 100.000 habitantes, y en España supera los 400; y a 7 días 72 casos por 100.000 habitantes, y la media supera los 250 casos.

«Estamos de media 3,5 veces por debajo, y eso hace que estemos en una situación de cierta tranquilidad» aunque ha querido hacer llamadas, «lógicamente», «a la prudencia, porque, aunque está cada más cerca esa inmunidad de grupo, que conseguiremos a lo largo de agosto, también es verdad que aún no hemos superado la pandemia», definiendo la prudencia individual como «indispensable».

Una pareja de jóvenes acude al centro de vacunación de Guadalajara, en el Polideportivo San José, a las siete y media de la tarde del 12 de julio de 2021. (Foto: La Crónic@)
Una pareja de jóvenes acude al centro de vacunación de Guadalajara, en el Polideportivo San José, a las siete y media de la tarde del 12 de julio de 2021. (Foto: La Cró[email protected])

El problema con los jóvenes

Como en el resto de las comunidades, en donde se dispara la incidencia es en los grupos de edad más jóvenes, donde hay una incidencia mayor. En el grupo de 12 a 19 años en Castilla-La Mancha hay una incidencia de 400 casos por 100.000 habitantes, y de 20 a 29 años de 362 casos por 100.000 habitantes, todo ello a 14 días.

Es, a juicio de Fernández, «una incidencia de media 3 veces inferior que la media nacional, por tanto, en esta quinta ola la región está aguantando mejor».

Por este motivo, la portavoz castellanomanchega ha opinado que la vacunación «se está notando», a lo que ha añadido que «como el turismo aquí no es de masificación, eso nos ayuda a luchar contra la pandemia de una forma más eficaz que donde hay masificación».

Por último, ha vuelto a hacer una llamada a la prudencia sin querer responsabilizar a la gente joven «porque no es justo».

«La mayoría de la gente joven es responsable, aunque a veces ocurren estas cosas y teniendo la situación de tranquilidad de los hospitales, estos niveles estamos bastante estables y aunque no se pude tener la tranquilidad absoluta hasta que no haya casos 0, estamos más tranquilos que en otras olas», ha subrayado Fernández.

Con todo, ha asegurado que en el Consejo Interterritorial de este miércoles «no hay previsto en el orden del día tratarse de manera específica el endurecimiento de medidas que afecten a todas las comunidades autónomas».

Ha recordado que el posicionamiento del ministerio de Sanidad «ha sido que tenemos instrumentos suficientes para luchar contra la pandemia, también eso ha provocado que a veces haya situaciones contradictorias según qué comunidad y según qué Tribunal Superior de Justicia, pero esto es algo con lo que tenemos que batallar permanentemente».

Más información: