García-Page a pie de trasvase, en una imagen de archivo.

Seis años después de iniciarse la casi infinita relación de recursos ante los jueces por parte de la Junta, el Trasvase sigue ahí. El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, acaba de confirmar este jueves que su Consejo de Gobierno ha recurrido los últimos trasvases autorizados en marzo y abril desde la cabecera del Tajo hasta el Segura, algo que lleva haciendo sistemáticamente desde que tomó posesión en junio de 2015.

En un acto público desde el Palacio de Fuensalida, García-Page se ha mostrado confiado en que la legislación europea «claramente va a poner fin a la gestión irracional» del trasvase, algo que es «cuestión de tiempo».

«Seguimos recurriendo porque queremos mantener una línea de coherencia», ha apuntado García-Page, quien de otro lado se ha mostrado satisfecho por que ahora también recurran los trasvases otras comunidades autónomas «que nunca habían recurrido porque siempre se han visto beneficiadas». «Algo está cambiando».

Más información: