Las cisternas son la norma para poder beber en Chillarón del Rey.
Las cisternas son la norma para poder beber en Chillarón del Rey.

La llegada de miles de residentes ocasionales a los pueblos de la provincia de Guadalajara es la norma cada verano. En este del año 2020, marcado por el coronavirus, la costumbre no se ha reducido y los problemas en algunos de ellos, si cabe, han aumentado. La prueba está en que la Diputación ha tenido ya que incrementar el número de cisternas de agua a algunos municipios, especialmente de la Alcarria y la Serranía. En el caso concreto de Albalate de Zorita, el Ayuntamiento ha decidido aplicar restricciones, con el fin de evitar el desabastecimiento.

Durante el confinamiento, ya empezaron a llevarse cisternas a muchos pueblos debido al incremento de población que registraban y también, por las averías. Así lo confirma el vicepresidente cuarto de la Diputación Provincial y diputado de Infraestructuras y Centros Comarcales, Pedro David Pardo. 

Pueblos con sed

El trabajo fue anormalmente alto en esos meses, achacable al estado de alarma. Desde el 14 de marzo hasta el 21 de junio se llevaron 61 cisternas a distintos municipios de la provincia como es el caso de Illana, Málaga del Fresno, Almonacid de Zorita, Alocén, Trillo, Chillarón del Rey, Chiloeches, Lupiana, Romancos, Zaorejas y Masegoso.

Ahora, a estos municipios se han sumado en el mes de julio otros como Torija, la urbanización Las Castillas de Torrejón del Rey y Trijueque, entre otros muchos.

El caso de la localidad de Chillarón del Rey, donde los problemas de abastecimiento se repiten cada año, es quizá el más llamativo porque de las 61 cisternas, una tercera parte se llevaron a esta pequeña localidad durante el estado de alarma, concretamente 23, y la mitad de ellas por problemas de suministro.

El caso de Albalate

En Albalate de Zorita, que alberga precisamente una de las urbanizaciones más grandes de Europa, la Urbanización Nueva Sierra, el Ayuntamiento se ha visto obligado a avisar de cortes de agua en el municipio por el aumento poblacional y de usuarios durante el fin de semana, con el objetivo de que el pueblo no se quede sin abastecimiento en el suministro y recuperar así el nivel de los depósitos.

El Ayuntamiento ha pedido a la población realizar un consumo responsable a la par que se han llevado cortes entre las 16.00 horas y las 20.00 horas y de la 1.00 horas a las 6.00 horas, tal y como señala el Consistorio en sus redes sociales.

Si bien en algunos de estos pueblos los problemas de abastecimiento se repiten cada año en la temporada estival, esta vez la situación es más llamativa teniendo en cuenta que muchas de estas localidades ha cuadruplicado la población desde el propio mes de marzo, a raíz del confinamiento, como reconoce Pardo. “Tenemos mucha población pero desde los cinco Centros Comarcales estamos tratando de llegar a cubrir todas las necesidades”, asume el responsable.