16.9 C
Guadalajara
18 junio 2024
InicioSucesosPuteros en apuros: la "sextorsión" continúa, con nuevos casos

Puteros en apuros: la «sextorsión» continúa, con nuevos casos

Los últimos casos se han registrado en Villanueva de los Infantes, el pueblo de Ciudad Real donde está enterrado Quevedo. Las amenazas daban resultado: alguno pagó 5.000 euros.

-

Si hace días recogía LA CRÓNICA el caso de varios individuos que habían sido chantajeados, con cifras estimables, tras no acudir a su cita con algunas prostitutas, el caso se ha repetido días después en otro punto de Castilla-La Mancha.

Por una especie de justicia poética con siglos de retraso, el asunto se ha producido en la localidad donde está enterrado Quevedo, que tantos versos satíricos dedicó a ese oficio y a los que giran a su alrededor, incluso como puro concepto. En el recuerdo, este soneto titulado «Desengaño de las mujeres», en línea con su reconocida misoginia:

Puto es el hombre que de putas fía,
y puto el que sus gustos apetece;
puto es el estipendio que se ofrece
en pago de su puta compañía.

Puto es el gusto, y puta la alegría
que el rato putaril nos encarece;
y yo diré que es puto a quien parece
que no sois puta vos, señora mía.

Mas llámenme a mí puto enamorado,
si al cabo para puta no os dejare;
y como puto muera yo quemado,

si de otras tales putas me pagare;
porque las putas graves son costosas,
y las putillas viles, afrentosas.

«Sextorsiones» en Villanueva de los Infantes

Ciñéndonos a la crónica de sucesos, lo que acaba de ocurrir es que la Guardia Civil ha detenido a 6 personas como presuntos autores, en distinto grado de participación, de los delitos de extorsión y pertenencia a grupo criminal, por realizar ‘sextorsiones’ a varios vecinos de Villanueva de los Infantes, en la provincia de Ciudad Real.

La investigación se inició el pasado mes de junio, tras varias denuncias interpuestas por vecinos de la localidad de Villanueva de los Infantes. Explicaban que «tras visitar una página web de contenido sexual y contactar telefónicamente con varias chicas», recibieron llamadas y mensajes amenazantes en su móvil. Se les exigía el pago de dinero por el supuesto servicio prestado por esta chica, amenazándoles de que en el caso de que no accediesen a pagar habría graves represalias contra ellos y sus familiares, llegando una de estas víctimas a ingresar a este grupo 5.000 euros.

Según se ha concluido, la banda operaba desde la provincia de Valencia, donde se han producido las detenciones.

Durante la investigación se pudieron relacionar estos hechos con otros de las mismas características realizados en las provincias de Córdoba, Valencia y Toledo, en los que igualmente hubo extorsionados, llegando alguno de ellos a pagar hasta 6.000 euros.


Más información: