El robo cometido por tres mujeres en Alovera fue cutre y contumaz, pero con una inesperada variante tecnológica: el cobro del botín por vía telefónica.
El robo cometido por tres mujeres en Alovera fue cutre y contumaz, pero con una inesperada variante tecnológica: el cobro del botín por vía telefónica.

Según se ha conocido este lunes, 27 de abril, la Guardia Civil detenía el pasado martes a cuatro personas e investigaba a otra en Azuqueca de Henares. Se les considera autores de un robo con violencia e intimidación, más otro delito de detención ilegal y también de apropiación indebida. Los detenidos, tras retener y sustraer el terminal móvil de una persona, le habrían intimidado para conseguir las claves de su aplicación “Bizum”. ¿El resultado de la extorsión? Quedarse con 2.000 euros de la víctima y hacer trabajar a los investigadores durante tres meses hasta estas detenciones.

Los hechos, en efecto, se remontan al pasado mes de enero. Fue en esa fecha cuando la víctima presentó una denuncia en dependencias de la Guardia Civil de Azuqueca de Henares. Según su testimonio, unas personas le habían retenido y posteriormente le habían sustraído mediante amenazas 2.000 euros utilizando las claves bancarias de su teléfono móvil.

Según la declaración de la víctima en el cuartel de la Benemérita, el hombre había alquilado una vivienda en un edificio de Alovera. En compañía de un amigo se dirigió al inmueble, momento en el que fueron abordados por un grupo de personas que les obligaron a introducirse en el interior del piso.

Retenidos 2 horas mientras les robaban a punta de machete

Una vez allí, a resguardo de miradas indiscretas, le arrebataron su teléfono móvil y le amenazaron con un machete para que les diera las claves de su aplicación bancaria “Bizum”. Esa fue la forma en la que le robaron 2.000 euros, según su testimonio. Acto seguido, le destrozaron el móvil y retuvieron a los dos amigos durante unas dos horas, bajo coacciones y amenazas.

La Guardia Civil da por resuelto el caso con la detención de tres mujeres con edades comprendidas entre los 22 y los 41 años, todas ellas con domicilio en Azuqueca de Henares. Se las considera autoras de los citados delitos de robo con violencia e intimidación, detención ilegal y apropiación indebida.

También se procedió a la investigación de una mujer de 58 años de edad y a la detención de un joven de 19 años, ambos vecinos de Alovera. A estos dos se les atribuyen sendos delitos de apropiación indebida, al ser los receptores de diversas cantidades de dinero que fueron transferidas desde la cuenta bancaria de la víctima, en el momento de la extorsión.

Los cuatro detenidos y la investigada “cuentan con un amplio historial delictivo”, según confirma la Guardia Civil, que también detalla que la operación continúa abierta y no se descarta la detención de más personas relacionadas con estos hechos.

Más información: