Rubén Núñez sorprendió por muchos motivos este 9 de octubre de 2021 en Las Ventas. (Foto: Plaza1)
Rubén Núñez sorprendió por muchos motivos este 9 de octubre de 2021 en Las Ventas. (Foto: Plaza1)

Lo anunciaba LA CRÓNICA este sábado y era verdad: Rubén Núñez se jugaba mucho en Madrid. Y se la jugó. Fue el que más fuerte apostó sobre la arena de Las Ventas y, con justicia, resultó ser el triunfador de la gran final.

Tres novilleros, tres, con ganas de ser toreros y una gran victoria en los tendidos: estaban casi llenos, salvo las andanadas, y cuajado tanto el sol como la sombra de jóvenes. Cientos y cientos de chicos y chicas, sin subvención. La plaza fue una fiesta.

En lo taurino, Rubén Núñez contó en su primero con el jandilla más repetidor de la tarde. Los seis erales coincidieron en casta sobrada y en un puntito de falta de fuerza, que no facilitó que la terna los sometiera por bajo, como algunos exigían. Son dificultades que hay que aprender a manejar. El joven Núñez, de Guadalajara (Jalisco) y criado desde hace tres años entre Guadalajara (Castilla) y la alcarreña Fuentelencina, demostró ser el que más conocimiento atesora de los tres, dentro de una cabeza muy bien amueblada.

Más allá de los alardes de valor (eficacísimos los cambios por la espalda de rodillas para despertar al publico; brillantes sus recursos de capa; acertado el tempo aplicado a las dos faenas, como si de una dramaturgia se tratara) Rubén Núñez desplegó varias virtudes esenciales. Dentro del vestido de torear tabaco y oro había confianza, decisión y, sobre todo, la capacidad para pensar con frialdad mientras la faena está en ebullición… y todo eso, con las zapatillas atornilladas al albero.

Eso, lo de quedarse quieto mientras el novillo te discute los terrenos, lo tiene ya y deberá mantenerlo siempre si quiere prosperar en su aún largo camino hacia la alternativa.

Rubén Núñez consolidó su éxito con la faena al cuarto, de nombre "Acertijo". Sin duda, lo resolvió. (Foto: Plaza1)
Rubén Núñez consolidó su éxito con la faena al cuarto, de nombre «Acertijo». Sin duda, lo resolvió. (Foto: Plaza1)
La presencia de jóvenes, y de niños con sus padres, fue el otro gran protagonista de la tarde en Las Ventas. (Foto: Plaza1)
La presencia de jóvenes, y de niños con sus padres, fue el otro gran protagonista de la tarde en Las Ventas. (Foto: Plaza1)
Rubén Núñez desplegó valor y repertorio en su toreo de capa. (Foto: Plaza1)
Rubén Núñez desplegó valor y repertorio en su toreo de capa. (Foto: Plaza1)
El alumno del CITAR de Fuentelencina también tuvo tiempo para el toreo vertical. (Foto: Plaza1)
El alumno del CITAR de Fuentelencina también tuvo tiempo para el toreo vertical. (Foto: Plaza1)

Guadalajara gana a Madrid

Era novillada sin picadores, en la que alternaba con los madrileños Juan Herrero (que le peleó el triunfo hasta el final) y Alejandro Chicharro, con una buena izquierda como mejor aval.

Al día siguiente, domingo, los tendidos se preparaban para un lleno de «sin billetes», una corrida de toros de máxima expectación, con tres figuras consolidadas. Pero el futuro está en lo que ya es pasado: ese sábado, que fue Sábado de Gloria para Rubén Núñez. A ver si Dios reparte suerte y Pedro Alonso, a quien su pupilo le dedicó el primer novillo, la administra con acierto.

De lo que sea, seguiremos informando.

Más información: