Teléfono de sobremesa.
Las consultas pueden ser telefónicas o través de Internet. (Foto: La Crónic@)

Ante el incremento de la presión asistencial registrada en los últimos días, como consecuencia del aumento de casos de COVID-19, la Junta va a reforzar a lo largo de esta semana tanto las áreas administrativas de los centros de salud como el centro de llamadas habilitado hace más de un año para la atención de las citas telefónicas en Atención Primaria.

Desde el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se han dado instrucciones a sus gerencias periféricas para que, «a la mayor brevedad posible», evalúen las necesidades de refuerzo de personal administrativo de cada centro con el fin de que, a lo largo de esta semana, puedan quedar realizadas las contrataciones que sean precisas.

Con este refuerzo se pretende seguir garantizando la accesibilidad de los ciudadanos a los servicios de Atención Primaria, en un momento en el que la sexta ola de coronavirus está provocando que la afluencia a los centros sanitarios de este nivel asistencial haya aumentado considerablemente.

30 de refuerzo en Toledo

Asimismo, se va a proceder a dotar de 30 profesionales más el servicio de gestión de llamadas centralizado con el que se refuerza la atención telefónica que se presta desde los centros de salud y consultorios locales.

Este centro de llamadas fue habilitado hace algo más de un año para absorber en su totalidad el volumen de llamadas recibidas en los centros de Atención Primaria cuando todavía la atención sanitaria pivotaba sobre la teleconsulta a demanda.

A pesar de haber recuperado la presencialidad en Atención Primaria, el Sescam ha mantenido operativo este centro de llamadas, al que estaban adscritos hasta ahora cerca de 90 auxiliares administrativos aportados por todas las gerencias, y que entra en funcionamiento en el momento en el que la llamada de un paciente a su centro de salud o consultorio local tarda más de 15 segundos en ser atendida.

Otras de las medidas que se han adoptado es reforzar con más profesionales la línea telefónica 900 122 112 habilitada al inicio de la pandemia y que sigue en funcionamiento para ofrecer recomendaciones ante la presencia de síntomas por coronavirus e información para resolver dudas sobre la Covid-19.

Este servicio es atendido por personal de enfermería y técnicos especializados y está gestionado por la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario del SESCAM.

Este servicio, que está operativo las 24 horas del día, los siete días de la semana, ha atendido desde que empezó a funcionar más de 382.000 llamadas.

Desde el SESCAM se recomienza que el 900 122 112 se utilice exclusivamente si la llamada está motivada por la necesidad de información o presencia de síntomas compatibles con el Covid-19 que no son graves. Si se trata de una situación de gravedad se debe llamar al 112.