Pasadas las once de la mañana de este lunes, la Policía Local de Guadalajara recibía aviso del 112 sobre la existencia de un fallecido de nacionalidad georgiana en un vehículo aparcado en la calle Alcalá de Henares.

A las 12:25 horas la comitiva judicial procedía al levantamiento del cadáver, al que se le ha practicado la autopsia en las horas posteriores para esclarecer las causas del fallecimiento. No mostraba signos externos de violencia.