Embalse de Beleña, de donde se abastece la Mancomunidad de Aguas del Sorbe con una concesión que deberá aumentar.
Embalse de Beleña, con su presa, de donde se abastece la Mancomunidad de Aguas del Sorbe.

La Confederación Hidrográfica del Tajo acaba de anunciar que se van a revisar los planes de emergencia de las presas de Beleña, Alcorlo y Pálmaces, en la provincia de Guadalajara.

Concretamente, lo que se ha formalizado ahora es el contrato de “Adecuación y actualización de los Planes de Emergencia de las presas de Beleña, Alcorlo y Pálmaces”. Los Planes de Emergencia de presas son importantes, ya que se trata de los documentos en los que se establecen los factores de riesgo que puedan comprometer la seguridad de estas infraestructuras. Sólo con este análisis es posible eliminar o reducir la probabilidad de una rotura o avería grave. Para conseguirlo, los citados planes establecen la organización y la planificación de los recursos humanos y materiales en situaciones de emergencia.

Presa del embalse de Pálmaces.
Presa del embalse de Pálmaces.

Beleña, Alcorlo y Pálmaces

Las tres presas que se van a someter a valoración son bien conocidas por los guadalajareños.

La presa de Alcorlo se sitúa en el cauce del río Bornova, en el término municipal de La Toba y tiene una capacidad total de almacenamiento de 180 hm³.

La presa de Beleña se encuentra en el término municipal de Cogolludo, en el cauce del río Sorbe, y cuenta con una capacidad total de 53 hm³. Es la que surte a la Mancomunidad de Aguas del Sorbe.

La presa de Pálmaces está ubicada en el río Cañamares, en el término municipal de Pálmaces de Jadraque y puede llegar a almacenar 31 hm³.

Como medidas complementarias, estos planes de seguridad deben establecer un sistema de información y comunicación, con los correspondientes escenarios de seguridad y peligro, a las autoridades de Protección Civil competentes, para que se activen un conjunto de actuaciones preventivas y de aviso a la población, para reducir o eliminar los daños potenciales en caso de rotura o avería grave de una presa.

La adjudicación del contrato cuenta con una partida de 81.735,19 euros, a cargo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Embalse de Alcorlo.
Embalse de Alcorlo.

¿Cómo están los embalses de Guadalajara actualmente?

Los embalses de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, han ganado esta semana 0,28 hectómetros cúbicos y almacenan actualmente un total de 851,84 lo que supone el 33,83 por ciento de su capacidad –que asciende a 2.518 hectómetros–, según los datos aportados por la Confederación Hidrográfica del Tajo.

En este sentido, el embalse de Entrepeñas ha descendido 2,73 hectómetros en los últimos siete días y almacena 400,71 de los 813 que puede embalsar; mientras que el de Buendía sube 3,01 y almacena 451,13 de los 1.705 hectómetros cúbicos que puede contener.

Del resto de embalses de la provincia de Guadalajara cuatro han ganado recursos. Se trata del embalse de Alcorlo que gana 1,12 y acumula 130,86 hectómetros; el de El Atance se incrementa en 0,16 y registra 18,61, siendo su capacidad máxima de 35 hectómetros; el de Beleña aumenta 1,75 hasta los 42,90 de los 53 de máxima que puede embalsar; y el de La Tajera acumula 0,43 hectómetros más hasta los 46,59, pudiendo llegar a los 56 de máximo.

Por contra han descendido sus reservas el embalse de Almoguera que baja 0,18 hasta los 5,57 de los 7 que puede almacenar; el de El Vado que desciende 0,20, situándose en 42,57 hasta un máximo de 56; y el de Bolarque, que resta 2,13 hectómetros y almacena 23,23, hasta un máximo de 31; el de Pálmaces, que baja 0,33 hectómetros hasta llegar a los 23,68, de los 31 que puede almacenar.

Vista de Entrepeñas, en mayo de 2020.
Vista de Entrepeñas, en mayo de 2020.

Más información: