5.1 C
Guadalajara
23 abril 2024
InicioViajes¿Veranear en Alemania? Es una gran opción, con nuestros consejos

¿Veranear en Alemania? Es una gran opción, con nuestros consejos

Te proponemos un póker de propuestas que harán de esta una apuesta segura para tu próximo verano, a salvo de los rigores estivales del cambio climático. Calor sí, pero con medida. Son cuatro destinos de los de no fallar... y están en Alemania.

-

Incluso si no te preocupa demasiado lo del cambio climático, no podrás negar que los últimos veranos, absolutamente tórridos, son un buen argumento para cambiar los destinos tradicionales de verano y mirar hacia el norte. Visto desde España, esto supone ir más allá de los Pirineos… y más allá incluso, hasta Alemania.

Te proponemos un póker de propuestas que harán de esta una apuesta segura. Son cuatro destinos de los de no fallar…

Potsdam: Mujer con dos niños caminando por el barrio holandés en Potsdam © PMSG / Julia Nimke

Postdam

Visitar Potsdam significa hacer un viaje por Europa en una sola ciudad. Sus palacios y jardines nos hablan de la añoranza que sentían sus constructores por la ligereza italiana, la elegancia francesa y la majestuosidad inglesa. Pero ese carácter variado no solo es propio de la estampa de la ciudad, también lo comparten su cultura y su tradición. Gracias a la política de tolerancia y de matrimonios de los soberanos prusianos y brandeburgueses, llegaron a Potsdam gentes procedentes de toda Europa.

Si hoy en día uno curiosea detrás de las bellas fachadas de ladrillo del barrio holandés o se asoma a las pequeñas ventanas de la viviendas de los tejedores de Babelsberg puede percibir esa antiguas visiones. A lo lejos se divisan las aspas del Molino Histórico que giran manteniendo vivo el trabajo artesano de los molineros de la época de Federico II.

En el Viñedo Real se cosechan deliciosas uvas seleccionadas a mano. Disfrutar de un pícnic acompañado de un buen vino al pie del monte Klausberg supone revivir las artes y los placeres que llegaron a Potsdam inspirados por Europa. Pero hay muchos otros lugares en la ciudad donde se pueden conocer las historias de aquellos que hacen que hoy en día Potsdam sea una ciudad tan polifacética.

Weimar: vista al palacio de la ciudad de Weimar con una gran pradera y flores en primer plano © weimar GmbH/Luca Klingele

Turingia

Explora toda la diversidad de Turingia siguiendo una ruta de 123 kilómetros que atraviesa la región. Si desciendes desde las alturas del Bosque de Turingia hasta la región vinícola de Saale-Unstrut, te saldrá al encuentro una combinación única de paisaje e historia. Viaja siguiendo el curso del río Ilm y disfruta de la belleza de su valle, de Weimar y de la región de Weimar. Este es un trayecto que tiene mucho que ofrecer tanto a los amantes de la naturaleza como a los que buscan la riqueza cultural.

Nada más comenzar tu viaje, encontrarás la Reserva de la Biosfera del Bosque de Turingia, reconocida por la UNESCO, que te permitirá contemplar un paisaje primitivo poblado de raras especies animales y vegetales. Tras pasar por las localidades de Ilmenau y Kranichfeld llegarás a Weimar, ciudad declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO que en los siglos XVIII y XIX fue un epicentro de la vida intelectual de Alemania y atrajo a eminentes poetas y eruditos, entre los que destacan Goethe, Schiller y Herder. Weimar también es la cuna de la arquitectura purista y funcional de la Bauhaus que ha marcado la construcción de las ciudades modernas en todo el planeta. La Ruta Ciclista del Valle del Ilm es adecuada para todos aquellos que quieren viajar de forma placentera y relajada, ya sea solos, en pareja, con la familia o en compañía de amigos.

Travemünde: sillones de mimbre en una playa del Báltico con el mar al fondo © www.anibaltrejo.com/Anibal Trejo

Schleswig-Holstein

Brisa fresca, dunas, playas y diques que parecen no tener fin te esperan en Schleswig-Holstein. Este land situado en el norte de Alemania linda con el Báltico y el mar del Norte y ofrece magníficas zonas de baño con largas playas de arena, una cultura tradicional del baño y una naturaleza en su mayor parte intacta. Ya te hablamos de todo esto hace meses en LA CRÓNICA, con otras referencias.

Un total de siete islas invitan a hacer un viaje de exploración y descanso. Sylt, la mayor de las islas del mar del Norte, aúna en una combinación única naturaleza, glamour y cocina selecta. Un poco más al sur está la isla de Föhr, el “Caribe frisio”, con el Mar de Frisia declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Los estados cambiantes del mar permiten adentrarse mucho en la marisma o caminar desde tierra firme hasta las islas y los islotes más pequeños. La marea alta y la marea baja se alternan cada seis horas y el paisaje cambia a cada instante de forma casi mágica.

Las ciudades de Schleswig-Holstein, como Lübeck o Kiel, la capital del land, seducen al viajero por su carácter marítimo, sus edificios históricos, sus infinitas propuestas para ir de compras y sus impresionantes atractivos culturales.

Uckermark: paseo en kayak por un río en el P.N. del Valle Inferior del Oder © TMB-Fotoarchiv/Michael Handelmann

El Circuito de Uckermark

Con sus bosques, lagos y palacios, el distrito de Uckermark es una verdadera joya paisajística de Alemania. Descubre la belleza de esta región situada al norte de Brandeburgo recorriendo el Circuito de Uckermark. Esta ruta de senderismo de 152 kilómetros de longitud atraviesa un ondulado paisaje de morrenas y pasa junto a espesos bosques y numerosos lagos. Si la sigues, recorrerás dos paisajes naturales nacionales: la Reserva de la Biosfera de Schorfheide-Chorin y el Parque Natural de los Lagos de Uckermark.

Hacer una excursión por la reserva de la biosfera permite descubrir un paisaje cultural que se ha formado con el devenir de la historia. El camino recorre campos y prados salpicados de bosquecillos, antiguos pueblos y avenidas empedradas. Atravesando los espesos bosques de la región de Schorfheide se llega al Parque Natural de los Lagos de Uckermark marcado por la presencia del agua. La cigüeña negra, la nutria y el martín pescador son solo algunas de las raras especies animales que el observador atento puede encontrar allí.

Las ciudades agrícolas de Angermünde y Templin invitan a hacer un alto para conocer sus centros históricos renovados para preservar su carácter monumental, sus construcciones defensivas medievales, conservadas casi en su totalidad, y para disfrutar de sus variadas ofertas de gastronomía y ocio.


Más información: